miércoles, 2 de julio de 2014

Mirar las series de TV durante el Ramadán



Sheij Al Fawzan

En esta época, a la llegada del mes de Ramadán, los soldados del diablo que se apoderan de los programas televisados, que promueven la discordia (fitan), haciendo perder el tiempo a la gente durante este mes.
Ellos emiten programas indecentes, escenas cómicas, series, actuaciones de teatro... que las personas escuchan y miran afirmando que están ayunando.

Ellos no se abstienen sino de comer y beber, pero no se abstienen de lo que prohibió Allah Glorificado y Exaltado sea.
La aproximación hacia Allah sólo puede llevarse a cabo dejando las cosas autorizadas  y después de haber dejado las cosas prohibidas.
Así que incumbe a los musulmanes preservar su ayuno y sus cosas.
Que preserven su oído, su vista y su lengua de todo lo que prohibió Allah, Glorificado y Exaltado sea.
Así debe ser el que ayuna.

En cuanto a aquel cuya lengua pronuncie malas palabras, cuya mirada se dirija hacia cosas prohibidas y cuyo oído escuche cosas prohibidas, aunque haya dejado sus pasiones y su alimento, Allah no acepta de él.
El ayuno no solo consiste en dejar el alimento y la bebida, sino que consiste más bien en dejar lo que Allah prohibió como categorías de cosas ilícitas para el ayudante.
Que el musulmán preserve su lengua, su oído, su mirada, sus manos, sus pies... Todo los miembros de su cuerpo, de lo que prohibió Allah.
Así debe ser el que ayuna.
Él ayuna en apariencia (exteriormente) y en su fuero interno (en su interior) él dedica su intención sincera a Allah.
Es lo que importa para la recompensa del ayuno.
En cuanto al que viene con un ayuno formalista y deteriorado, y no le da ningún derecho,
entonces no habrá cosechado de su ayuno sino la sed y el hambre.
El Profeta صلى الله عليه و سلم dijo: "Cualquiera que no abandone la mentira y el hecho de actuar sobre esta, entonces Allah no necesita que él abandone su alimento y bebida." (Al Bujari 10/473)


Tomado del canal LaVoieDesSalafsSaleh
https://www.youtube.com/watch?v=p_G0OQPO6A8
Traducido del francés al castellano por Umm Amina