miércoles, 16 de julio de 2014

Llevar un niño a la mezquita y cargarlo en brazos durante la oración


Abu Qatada al Ansary (que Allah le perdone) dijo:

"El Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wa salam) rezó teniendo a Umamah bint Zaynab bint RassuliLlah.
Él la colocaba a un lado cuando se postraba y la volvía a cargar cuando se levantaba".

Narrado por Al Bujari (516) y Muslim (543)

En otro narrado por al Bujari (5996):

"El Profeta (sallallahu alayhi wa salam) salió una vez (para dirigir la oración) con Umamah bint Abil-'Aas en sus brazos.
Él rezaba, poniéndola a un lado cuando se postraba y la volvía a cargar cuando se levantaba".


Los puntos beneficiosos de este hadiz

  • Este hadiz demuestra el permiso para llevar a una niña pequeña a la mezquita durante la oración.

  • El padre y el educador no debería sentirse molesto de mostrar abiertamente su afecto por los niños pequeños en diferentes momentos ante la gente, ya que esto no es una debilidad en la virilidad, sino más bien una parte importante de la virilidad, a partir de nuestro mejor ejemplo de verdadera virilidad, el Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasallam) que a menudo mostraba bastante afecto por los niños pequeños delante de la gente.

  • Llevar a los niños pequeños a la mezquita, y durante las oraciones, puede ayudarles a amar la religión de Allah, a las personas que la practican, y a darle un lugar en su vida.

  • Llevar a los niños pequeños durante la oración es otra manera de agradecerles.

El Profeta (sallallahu alayhi wa salam) incluso cargó a Umamah de una manera afectuosa y misericordiosa.

Al Hafid Ibn Hayar (rahimahu Llah) dijo:

"Cuando él se inclinaba y se postraba, él la colocaba en el suelo de manera que no cayera.
Luego ella le quería tanto que no quería permanecer en el suelo, tal vez estuviera triste por estar lejos de él, entonces él la cargaba de nuevo".

(Fat-Hul-Baree 10/429)

El hadiz señala la importancia de que la entrega total durante la oración no excluye el prestar atención a lo que sucede a nuestro alrededor, así que él no tuvo ninguna inquietud real en primer lugar.

El mismo que ordenó rezar con fervor es el mismo que tuvo a Umamah durante su oración tomándola y soltándola de manera repetitiva. (1)

El Hafid Ibn Battal (rahimahu Llah) dijo:

"No había nada en su manera de cargar a Umamah que contradijera la devoción que se nos ordenó tener en nuestras oraciones.
Esta acción que provino de él (sallallahu alayhi wa salam) es realmente un gran ejemplo a seguir para nosotros.
Debemos perfeccionar nuestros comportamientos conforme a sus acciones, así como era él tan misericordioso con todos los niños, independientemente de su edad ".

(Sharh Sahih al Bujari 9/212, resumido)
Sheij Abdullah Al Bassam (rahimahullaah) dijo:

"Este hadiz ilustra el noble comportamiento del Profeta (sallallahu alayhi wa salam), sus buenos modales, y la misericordia que también demostraba más a los pequeños que a los mayores.
Él es nuestro mejor ejemplo de buenos modales, bondad y misericordia en sus asuntos, tanto con los niños como con las personas débiles ".

(Tawdheeh al-Ahkam 52-53, ligeramente adaptado)
Wa Allahu a3lam

(1)  También él fue el primero en haber acortado su recitación cuando escuchaba a un niño llorar, y él también fue el primero en haber prolongado sus postraciones para dejar que un niño terminara de jugar sobre su espalda (Sallalalahu alayhi wa salam).

Copiado oummi.forumsactifs.com

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-amener-un-enfant-a-la-mosquee-et-le-porter-durant-la-priere-65674907.html
Traducido del francés al castellano por Umm Amina