jueves, 15 de mayo de 2014

Si tu enemigo te dirige una palabra grosera...



Si tu enemigo te dirige una palabra grosera, no le devuelvas otra (palabra) similar, ya que tú la fecundarías. Puesto que la descendencia de la disputa es una descendencia deplorable.

Extraído del libro -Les Méditations pag 83 -(Al fawaid) de Ibn Al Qayyim 
Traducido del francés al castellano por Umm Amina