domingo, 18 de mayo de 2014

Quienquiera que esté preocupado por su alma...




Quienquiera que esté preocupado por su alma no se preocupará de ningún otro. Y quienquiera que se preocupe de su Señor no se preocupará más de su alma.




Quinconque est préoccupé par son âme ne se préoccupe de plus rien d'autre. Et quinconque se préoccupe de son Seigneur ne se préoccupe plus de son âme.




Kitab al Fawaid (les Méditations) pág: 158 - Ibn al Qayyim
Traducido del francés al castellano por Umm Amina