jueves, 30 de enero de 2014

¿Cómo llamar a la esposa hacia la rectitud en la religión?




¿Cómo llamar a la esposa hacia la rectitud en la religión?
Sheij Salih Al Sheij

Pregunta:
Hablando de la manera de predicar, hay un problema al cual hago frente así como mucha gente sobre este asunto, que es: ¿Cómo llamar a mi esposa a la rectitud en la religión? y ¿cuál es el mejor camino a emprender para ello?, me he cansado y no veo ningún cambio hasta ahora.
Esperamos pues que usted nos beneficie (con un consejo) sobre este  asunto tan importante.

Respuesta:
No hay duda de que la influencia del esposo sobre su esposa es algo muy importante, así como la influencia de su esposa sobre su marido, aunque la mayoría de las veces es el esposo quien tiene más influencia sobre la esposa, que es más receptiva y esto es más frecuente.

De manera general, si la esposa respeta a su marido, ella estará más o menos receptiva en función de la conversación que él le aporte, actos, dinero y satisfacción de lo que ella desea.
Ella tiene faltas que su esposo no desea, ella tiene preocupaciones no loables o prohibidas, ella hace cosas reprobables o polémicas acerca de algo con lo que no está permitido polemizar, como temas vinculados al velo, a la vestimenta o otros temas similares.
Pero la esposa es de un temperamento dulce, la mujer de naturaleza es dulce.
El marido puede así influenciar a su esposa comenzando por desatar su lengua, (conversar)
Disculpad hermanos, pero muchos esposos, sobre todo los que están sobre la rectitud no hablan de forma apropiada con sus esposas.

Y en nuestra época, ves que la mujer, es decir la esposa, escucha, y pedimos a Allah que nos preserve, como habla el hombre a la mujer a través de diversos aparatos como la televisión, los vídeos, etc.
Ella oye palabras que no son las que le dirige el marido, escucha igualmente a sus amigas decir que sus maridos le han hecho tal cosa, o le han dicho tal palabra o le han dedicado atención.
No hay ninguna duda que esto hace nacer en ella algo que impedirá aceptar lo que le dice su marido.
Y también es importante que el marido desate su lengua (converse) con su esposa, no le conviene permanecer en silencio con ella, esto incluso está considerado un defecto.
Él no habla sino de lo que quiere, él desea algo entonces habla, en cuanto a lo que concierne a su esposa, él no habla.
Entonces, ¿cómo puede ella estar receptiva? la esposa necesita elogios, necesita cumplidos incluso si son muchos.
Esto no disminuye en nada el valor del hombre. El hombre tiene su personalidad y sus palabras no tienen incidencia sobre esto. Su personalidad debe ser moderada, siendo firme cuando es necesario, pero también pronunciando hermosas palabras en el momento oportuno.
También debe mostrar que admira a su mujer, ya que la mujer es débil.
Desgraciadamente una mujer fue sorprendida cuando hacía algo malo, discutiendo por teléfono, por ejemplo mientras es una mujer recta íntegramente, ella no hace este tipo de cosas habitualmente.
La causa que ha hecho entrar esta perversión en el corazón de esta mujer puede haber sido debida a una sola palabra.
Si él le hiciera uno o dos cumplidos, demostrándolo con su voz o su manera de hablar, ella creería que lo que dice es cierto.
Mientras que es posible que haya mentido, pero ella le ha creído porque la naturaleza de la mujer es así.
Es  indispensable pues que el hombre se exprese sobre lo que ve en su mujer, ella tiene necesidad de eso.
Hablar es muy importante, tu lengua no debe estar anudada cuando estás con tu esposa, también es recomendable que le muestres que la admiras así como su aspecto, sus palabras, su manera de ocuparse de la casa y de educar a los niños.
No es aconsejable que ella  haga, haga y haga sin que tú exteriorices lo que sea ni pronuncies una palabra.
Entonces, ¿cómo podría ella estar receptiva?
Es indispensable que tu des el primer paso, a continuación ella te dará mucho. Esto en primer lugar.

En segundo lugar, concierne a los gastos monetarios. Hay mujeres que tienen necesidad de algunas cosas, ellas desean que sus ropas sean de tal manera, que sus casas estén acondicionadas de tal manera, que sus tareas domésticas estén efectuadas de tal modo, etc.
Entonces al dar a la mujer estas cosas y otorgarle lo que pide es una causa para que ella sea dulce.
Porque si ella ve que tú respondes a sus expectativas o le das lo que desea, ella aceptará de ti. Al principio, hará esto, al  menos por temor a perder lo que tú le das.
Ella reflexionará y dirá: tengo miedo de contradecirle o de no estar de acuerdo con él porque sino perderé ciertas cosas.
Ella se pondrá entonces de acuerdo contigo, hasta que el bien se vuelva natural en ella.
En tercer lugar,  la mujer tiene necesidad de algunas cosas, como salir de su casa, por ejemplo, ya que las mujeres no son todas iguales. Es posible que las mujeres se queden en sus casas dos o tres días, a veces una semana sin salir y esto no les supone ningún problema. Si embargo, otras mujeres, en cuanto a ellas, están acostumbradas desde antes de irse con sus maridos, a un cierto tipo de vida. Ella salía por ejemplo para comprar ropa u otras cosas.
Así que si su marido llega, y cambia esto y desea que ella abandone cosas que ella efectuaba en su casa (de su familia) u otras cosas no loables, ella no aceptará del  todo. Hace falta entonces que el marido adopte un temperamento moderado. Que se esfuerce por su mujer y que analice su personalidad en todos los sentidos del término para luego remediar estas cosas que son una de las mayores causas  para su tratamiento y su guía inshaAllah.


http://www.youtube.com/watch?v=K3RWJ3b-KR8
Traducido del francés al castellano por Umm Amina