sábado, 1 de diciembre de 2012

Dormir en la misma cama conyugal nos viene del Occidente





Y su dicho, sws :

(Y para la mujer que no responda a la llamada de su marido a la cama)

Significa: que no es permisible para una mujer, si su esposo la llama a la cama,

de negarse a menos que exista un marco legislativo de excusa.

Esta es la excepción.

Y si no tiene una excusa legislada, que le de una razón de ser excusada como una enfermedad u otro, entonces esto no está permitido. Si no hay ninguna excusa, entonces no es permisible para ella de rechazar "la cama" de su marido si él la llama. Y aparece en el hadiz de Abu Hurayrah, lo que conviene, y que el Profeta sws dijo:

"Si un hombre llama a su mujer a su cama y ella no viene,

y él pasa la noche enojado con ella, los ángeles la maldicen hasta la mañana."

Esta es la prueba de que la mujer que se niega a venir a la "cama"

de su marido es un asunto grave e importante.

Este hadiz también contiene la prueba de que el hombre y la mujer en la época del Profeta sws hasta nuestros días tenían la costumbre de dormir en camas separadas.

No había una cama para que durmieran juntos.

Ambos cónyuges tenían una cama separada. Como el Profeta sws dijo:

(Una cama para ti, una cama para tu familia y la tercera es para Sheytán.)

Esta es la prueba de que en este aspecto de sus vidas, este estaba separado de esta.



Hoy en día, la gente ve esto como un alejamiento. Yo digo: En realidad, es todo lo contrario, esto aporta amor. En efecto, si los cónyuges están siempre uno al lado del otro, podría conducir a la persona a aburrirse del que está a su lado. Pero si mantienen sus distancias el uno del otro durante un corto tiempo, entonces comprenderán mejor el valor de cada uno. Esto de (dormir en la misma cama) nos viene del occidente, de los francos- alemanes.

Así, es de señalar que exigir una habitación con cama doble para dormir (juntos) en el mismo sitio, no es correcto.








Sheikh Mohamed Ibn Al Hady Al Madkhaly
http://lecouple.enislam.over-blog.com/article-le-lit-conjugal-112993674.html
Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com