miércoles, 18 de junio de 2014

Veredicto religioso sobre viajar al exterior de los países islámicos




(Parte nº: 4 Número de página: 195)

Pregunta 1: Muchas personas son probadas al viajar fuera de los países islámicos, donde no dan ninguna importancia al hecho de cometer pecados, y sobre todo aquellos que viajan para lo que ellos llaman: "Luna de miel".
Sheij,  le ruego que tenga la amabilidad de darnos un consejo a sus hijos, a sus hermanos musulmanes y a sus dirigentes, para que sean conscientes de ello. 

Respuesta 1: Alabado sea Allah, que la paz y las bendiciones sean con el Mensajero de Allah, su familia, sus compañeros y aquellos que siguen su camino. 
Después de este preámbulo:
No hay duda que viajar a los países incrédulos implica un gran peligro, ya sea en el momento de contraer matrimonio, lo que llaman  "Luna de miel", o en otros momentos. Por lo tanto, el creyente debe temer a Allah y evitar las causas de peligro, ya que viajar a los países de los politeístas (asociadores) y a los países donde reina la libertad y la no prohibición de pecar, conlleva una gran amenaza para su religión y su moral, así como para la religión de su esposa, cuando ella está con él. Por ello, es el deber de todos nuestros jóvenes y de todos nuestros hermanos abandonar estos viajes, apartarse y permanecer en sus países después de contraer matrimonio y en otras ocasiones. Puede que Allah (Glorificado y Exaltado sea) les proteja de las tentaciones de shaytán.
Viajar a países donde hay incredulidad, desvío, libertad,  propagación de la corrupción, adulterio, consumo de alcohol y todo tipo de incredulidades y extravíos - representa un gran peligro para el hombre y la mujer,  cuántas personas honestas han viajado y se han  vuelto corruptos, y cuantos musulmanes se han vuelto infieles, porque la amenaza de este viaje es enorme. El Profeta صلى الله عليه و سلم dijo: "Me desentiendo de todo musulmán que se instala entre los politeístas", él صلى الله عليه و سلم dijo: "Allah, Exaltado sea, no acepta las obras de un politeísta que se convierte al Islam, sino después de haber abandonado el grupo de los politeístas, es decir: hasta que deje a los politeístas".

Nuestro deber es evitar viajar a sus países, ya sea para la luna de miel o para cualquier otra causa, y la gente de conocimiento ha sido clara acerca de la prohibición de estos viajes, y nos ha advertido,  excepto para el hombre que tiene conocimiento y  comprensión, y va a predicar el camino de Allah  para sacar a la gente de las tinieblas a la luz y explicarle los valores del Islam, y enseñarles las prescripciones de su religión, aclarándoles y guiándoles hacia el camino del bien. Esperamos para éste y otros como él, una gran recompensa y una gran bendición, y en general no hay peligro para ellos, debido a su conocimiento, su piedad y su perspicacia. Pero cuando la persona teme el mal para su religión, no viaja a los países de los politeístas y esto, es para preservar su religión y estar en seguridad frente a las causas de desobediencia y los riesgos de la apostasía. En cuanto al viaje para satisfacer las pasiones y los deseos en los países incrédulos de Europa y otros lugares, no está permitido, ya que conlleva peligros y consecuencias graves. Además, contradice los ahadiz auténticos, algunos de los cuales hemos citado. Le pedimos a Allah que nos conceda la seguridad y el bienestar.
Por lo tanto, el viaje a los países incrédulos por turismo, negocios o para visitar a algunas personas, etc. No está permitido, debido a los grandes peligros y contradicciones que conlleva con la Sunnah de nuestro Profeta صلى الله عليه و سلم que lo prohibió. Así que mi consejo para todo musulmán es de tener cuidado de no viajar a países incrédulos o cualquier país donde la libertad y la corrupción son visibles y donde el pecado no está prohibido, y aconsejo a todos los musulmanes de permanecer en sus países, donde hay seguridad y menos perjuicios. Es mejor para él, y más seguro para su religión. Y Allah es el auxilio y la guía hacia el camino recto.
(Parte nº 4 - Número de página: 196)


http://www.alifta.net/Fatawa/FatawaDetails.aspx?languagename=fr&View=Page&PageID=321&PageNo=1&BookID=13#P196
Traducido del francés al castellano por Umm Amina