martes, 12 de agosto de 2014

Determinar el sexo del feto a través de la ciencia moderna


Pregunta 13: ¿Cómo podemos conciliar el principio según el cual sólo Allah conoce lo que contienen las matrices con la capacidad de la ciencia moderna para determinar el sexo del feto?

Respuesta de Sheij al Albani:
No hay ninguna contradicción entre los dos, porque cuando se afirma que Allah es el único que posee en conocimiento de lo que hay en las matrices, esto significa dos cosas:
- En primer lugar: Él lo sabe por Sí mismo. Sin embargo, los hombres alcanzan este conocimiento a través de uno de los medios que Allah a creado para quien Él quiere de Sus siervos. Podemos citar, como ejemplo, la previsión de los eclipses mucho antes de que sucedan, a través del conocimiento que Allah a permitido al hombre adquirir. El Altísimo dijo:


El Conocedor del No-Visto, a nadie le da acceso a Su No- Visto. A excepción de aquel mensajero que goza de su beneplácito. Y es cierto que despliega vigilancia delante y detrás de él. 
 (Sura los Genios v 26/27)


Mirad como hace El la distinción entre Su conocimiento de lo invisible, Glorificado y Exaltado sea, porque El conoce lo invisible por Si mismo, y el de los Mensajeros que El ha elegido entre los mejores que nos aportan informaciones referentes al mundo de lo invisible; sus conocimientos no emanan de un conocimiento personal, sino es Allah quien les permitió tener acceso. Así pues, el conocimiento de una cosa que ha permanecido oculta a la gente a través de uno de los procedimientos que Allah ha creado no indica el conocimiento de lo invisible.
- En segundo lugar: Cuando Allah el Altísimo declaró: (Y Él sabe lo que hay en las matrices), esto
significa que Él es el único en saber, de manera detallada, lo que contienen las matrices.
De hecho, sólo Él sabe si se trata de un niño o de una niña, si esta sano o deforme, feliz o desgraciado, así como los demás detalles que para la ciencia son imposibles de conocer, sea cual sea su nivel de avance.

Tomado de fatawas contemporáneas página 20/21 de Sheij al Albani
Traducido del francés al castellano por UmmAmina