martes, 17 de enero de 2012

El padre no está de acuerdo con el matrimonio




Pregunta al sheikh Al-Albani:

Un padre que no reza quiere forzar a su hija, que es piadosa (multazima), a casarse con un hombre que tampoco reza.
Esta chica desobedeció a su padre, se fue de casa y se casó con un hombre piadoso con el acuerdo de un gobernador musulmán (wali amr al-Muslimin) en esta región.
¿Cual es el veredicto sobre este matrimonio?

Respuesta:

¿Cómo el gobernador de los musulmanes ha podido ser un tutor para ella?
Si se especifica el lugar, podemos responder.

Pregunta:

Fue en Inglaterra.


Respuesta:

Masha Allah, un gobernador de los musulmanes en Inglaterra! (El sheikh y sus alumnos rien)...


Pregunta:

Hay emires en cada región que se ocupan de los asuntos de los musulmanes: de los institutos, de los contratos de matrimonio... Ella se casó por intermediario de este hombre y ha rechazado el matrimonio que su padre le propuso con un hombre que abandonó la oración.


Respuesta:
Este rechazo lo aprobamos y obligamos, pero queda un problema, ya que ella se casó sin el consentimiento de su tutor, y el Profeta( sws ) dijo: "El gobernador es un tutor para el que no tiene". Ahora veremos este gobernador de los musulmanes que usted ha descrito en Inglaterra y que se ha declarado emir. ¿Cree usted que son sabios?
Pregunta:

Son estudiantes de conocimiento, como usted sabe, aquí no hay sabios.


Respuesta:
En este caso, esta chica debe exponer su problema a un sabio en quien tenga confianza, ya sea en Oriente u Occidente.

Ella le dice: mi padre quiere casarme con un incrédulo, o al menos perverso, mientras que un hombre piadoso vino a pedir mi mano... ¿qué debo hacer?

Entonces este sabio, que es un emir de los musulmanes según el Corán, puede permitirle casarse (sin el consentimiento de su padre).

Me temo que aquellos que primeramente me has descrito de manera tan importante (como los gobernadores de los musulmanes), luego les ha llamado emires, son personas que se han declarado ellas mismas, sin que nadie los haya designado. Y esto conlleva muchos perjuicios, y sé con certitud que hablan sobre temas que surgen en estos países sin ningún conocimiento, porque ellos son, como usted ha dicho, estudiantes de conocimiento.

La mayoría tienen un bac (examen de selectividad para la universidad) o posiblemente un doctorado en un dominio, luego se instalan en Occidente o en un pais incrédulo, como gobernador de los musulmanes.

Resumiendo esta cuestión requiere mucha prudencia y piedad, y no precipitarse, porque si resolvemos un problema, se cae en otro.

Su padre le ordenó casarse con un incrédulo o un perverso, no se permite obedecerle, pero al mismo tiempo ella no puede casarse sola.

Ella debe llevar el asunto ante un juez musulmán, y este juez la casa, y aquellos (los emires de Inglaterra o en otro lugar) no son jueces.

Pregunta:

Shaikh, ¿Puede ella enviarle su pregunta con el fin de que usted le responda por escrito?


Respuesta:

"No, yo no soy de los que juzgan a la gente, yo puedo dar una fatwa, pero no puedo juzgar. "

Fin de la palabra del Shaikh.

Escuchando al Shaikh Al-Albani tenemos la impresión que habla de lo que está sucediendo a nuestro alrrededor en estos días... Wallahul-musta'an.

Algunos tal vez no entiendan lo que ha querido decir el Shaikh al final de su respuesta.

estrellas linea estrellas linea estrellas linea

¿Por qué este gran sabio no quiere juzgar este caso? Esto nos lleva a la diferencia que puede haber entre al-Alim (sabio), al Mufti-y al-Qadhi (juez).

Y esto nos ha sido explicado por Shaikh Bazmul:


"Nosotros tenemos en la legislación 3 nombres: Alim, Mufti y Qadhi, y el Qadhi es aquel que es llamado en las pruebas legales: el juez legal (Al-Hakim-shar'i) como ha sido transmitido en la palabra del profeta:

"Cuando el juez dicta una decisión, que haga un esfuerzo de interpretación, si es justo tendrá dos recompensas y si se equivoca tendrá una sola recompensa
"

lo que se señala en este hadiz, es el Qadhi.

Cada uno tiene una función: al-Alim expone las reglas de la religión: las reglas del yihad, de la oración...

El Mufti conoce sus reglas pero adapta el juicio a la situación de aquel que le pregunta, por ejemplo alguien viene y le dice; yo no puedo estar de pie en la oración a causa de una enfermedad.

Si le preguntas al-Alim, él dira: el hecho de estar de pie en la oración es uno de los pilares (de la oración), y sin esto la oración no es válida.

Pero el que pregunta dice: Yo estoy enfermo y no puedo rezar de pie;

el Mufi dice: reza sentado (y la oración será válida).

¿Existe una contradicción entre la palabra del alim y del mufti?

No, porque el alim da el veredicto sobre el hecho de estar de pie en la oración, si tenemos la posibilidad y sin que se encuentre obstáculos para ello.

El Mufti, mira el modo y lo que debe hacer en el momento donde se tiene que cumplir este acto.

Otro ejemplo, alguien pregunta al alim sobre el hecho de ir al mercado.

El alim dice: no hay problema, es algo permitido y hasta puede ser obligatorio...

Y si va a ver al mufti, le preguntará: ¿de qué mercado hablas?
¿Cómo son los mercados vuestros?
Él indaga para conocer a lo que se refiere en la pregunta por "mercado" ...
Así pues el Mufti mira la situación de la persona que le interroga, después de haber conocido el juicio.

Los sabios dicen: no es obligatorio que el Mufti viva entre la gente de ese país, sólo le es obligatorio conocer el estado en el cual ellos viven...

El tercer nombre es el Qadhi o juez legal, su función es la del muftí, además de la aplicación.

Así que ni el alim, ni el mufti pueden hacer aplicar las cosas, esto pertenece al Qadhi.

Y la gente entre estos tres, si preguntan a un alim y le da una fatwa, la fatwa puede ser diferente de la aplicación, o si en una sesión, el sabio habla de asuntos religiosos y hay preguntas y respuestas, estas preguntas no son como las fatwas, y las fatwas son diferentes del qadha (la aplicación). ".

linea234 linea234


Hemos traducido estas palabras del Sheikh Al-Albani, porque hay desgraciadamente muchos hermanos y hermanas que se encuentran en esta situación.

Si la ignorancia del wali (el padre en la mayoría de los casos) es la causa principal, ella no es la única, y los jóvenes no están libres de errores.

Muchos hermanos y hermanas tratan de reunirse y de ponerse de acuerdo antes de que el hermano venga a presentarse al Wali, y si este se niega, es una catástrofe.

Entonces se trata por todos los medios de eludir la aprobación del wali, se telefonea a los sabios para obtener una fatwa y hacer recaer la falta sobre el padre que rechaza a este hermano "piadoso".

Pero en el fondo, estos jóvenes no temen a Allah, no actuan de acuerdo a la Sunnah, ¿entonces se puede reprochar al padre de rechazar este matrimonio?

Traducido por salafis del Este
copiado de salafs.com
Shaykh Muhammad Nasir Din Al-Albany
El Sheik Muhammad Umar Bâzmoul


http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-35869391.html
Traducido del francés al castellano por Um amina para el foro www.islamentrehermanas.com