domingo, 29 de enero de 2012

Historia de un talab el 3ilm (vidéo en el enlace)







Ibn Baz el gran Imam. La prueba es esta historia

Alabado sea Allah que la paz y las bendiciones sean sobre el profeta de Allah así como su familia, sus compañeros y todos los que han seguido su guía.

Allah el Altísimo dijo:

(18) ¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y que cada uno espere para el mañana lo que él mismo se haya buscado. Y temed a Allah, es cierto que Allah está informado de lo que hacéis.

(19) Y no seáis como aquéllos que olvidaron a Allah y Él los hizo olvidarse de sí mismos. Esos son los descarriados.

(20) No son iguales los compañeros del Fuego y los compañeros del Jardín.
Los compañeros del Jardín son los que han triunfado. (Surah De la concentración).

Permitidme que os cuente la historia más sorprendente, relatada sobre el Imam Ibn Baz que Allah tenga piedad de él.

Esta historia es la de un alumno que contó una sorprendente y hermosa historia que prueba muchas de las cosas que el Imam superó por la grandeza de la buena moral.

En la historia de nuestra época es difícil encontrar alguien con tan buen comportamiento.

El alumno dijo que un día el sheikh estaba en su casa mientras evocaba a Allah, un ladrón saltó encima de su casa. La casa del Sheikh Abdul Aziz estaba en Riyad y el muro era pequeño antes de que lo terminaran de fabricar, el Sheikh notó algo caer sobre el techo, él terminó su salat e informó a sus hijos, ellos subieron y atraparon al ladrón, era pakistaní y le llevaron ante el Sheikh.

La primera cosa que dijo el Sheikh fue despertad al cocinero, ellos dijeron ¿Cómo es eso? Él dijo, es porque tiene hambre, el cocinero fue despertado, e hizo de comer para este ladrón. Después de saciar su hambre el Sheikh le dijo, ¿Por qué haces esto?, él le contestó porque mi padre que está en Pakistán y debe hacerse una operación que cuesta 10000 riales, tengo 5000 riales y quería robar 5000.

El Sheikh llamó a un alumno que hablaba pakistaní y ellos llamaron a un despacho en Pakistán para verificar la información.

Dos días había estado su padre en el hospital y debía 10000 riales por la operación. El sheikh decidió encargarse de pagar toda la operación del padre del ladrón, y de su propio dinero le dio 5000 para lo que tuviera necesidad.

El estado del hombre mejoró y él regresó a la religión. Se convirtió en uno de sus alumnos por la misericordia de Allah. Los días pasaron y el Sheikh murió y este alumno no pudo retenerse desvaneciéndose muchas veces delante de la gente.

El joven que contó esta historia dijo: Hasta el día de hoy cada vez que entra a la mezquita del Sheikh el pakistaní que vive en el mismo barrio, cuando nos ve, se desvanece y llora.

Yo digo mirad hasta qué punto llegó el buen comportamiento del Sheikh que Allah tenga misericordia de él. El ladrón entró para robarle y el sheikh le dio lo que más quería, 10000 riales, le dió de comer, se ganó su corazón y le acercó hasta volverlo uno de sus alumnos.

¡Qué comportamiento!, ¡qué carácter!, ¡qué magneficiencia en la moral tenía este hombre! Lo superó todo, que Allah le tenga misericordia, por tanto conocimiento que otorga a los sabios como él y a otros sabios.

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-28604551.html
Traducido del francés al Castellano por: Ummamina alcanariya para www.islamentrehermanas.com