domingo, 16 de febrero de 2014

Refugiarse en Allah debe ser una necesidad igual que beber y comer




Refugiarse en Allah debe ser una necesidad igual que beber y comer

Sheij Al Albani:
Es obligatorio para cada muslim, como acto de adoración en primer lugar y segundo como medio para tratarse a sí mismo.
De refugiarse en Allah azza wa yal con estas palabras narradas de manera auténctica por el profeta
 صلی اللہ علیہ وسلم que dicen:


En el nombre de Allah con cuyo nombre nada en la tierra ni en el cielo le dañará. Él es quien todo lo oye y quien todo lo sabe. 
(3 veces)

Bismillahilladi la yadurru ma'asmihi shaiun wa fil-ardila fis-sama'i wahuwas-sami'ul alim.

O bien esta otra:

Busco refugio en las palabras perfectas de Allah contra el mal de lo que Él ha creado.
(3 veces)

A'udu bikalima tillahi-tammati min sharri ma khalaq.

Por lo tanto, nada le dañará ese día. Este hadiz lo narró Imam Ahmad rahimahullah en su Musnad, como los autores de los Sunan en sus recopilaciones (respectivas) por medio de Aban Ibn Uzman ibn Affan.

Uzman ibn Affan radiallahu anhu era más célebre que un fuego en la cima de una montaña (proverbio árabe), fue uno de los califas bien guiados, el tercero. Su hijo, Abaan formó parte de los dignos de confianza entre los tabi'in y entre los más grandes preservadores de ahadiz (huffaaz) de ellos.
Una vez, él estaba sentado con un grupo, cuando contó este hadiz y una de las personas presentes le miró de manera rara. Abaan comprendió lo que él quería decir (con aquella mirada).
Era por asunto de la mano del muhadiz, Abaan estaba paralizado, entonces (como ya dije) Abaan comprendió lo que quería decir la persona que le miraba de esa manera particular. (Es decir usted narró este hadiz pero mire su mano).
Luego Abban le dijo: "Oh hijo mío..."
Y el significado de lo que le dijo, fue: "...cuando el decreto recae nadie puede ir en contra, yo olvidé de buscar refugio en Allah con esta invocación ese día, así que fui afligido de esta parálisis."

Alguien presente dice:
Laa ilaaha illallaah

Sheij al Albani:
Es por esta razón que conviene al muslim practicarla y este principio (de decir invocaciones) si es posible que no lo olvide, de igual modo como no se olvidaría de beber y comer.
Como si tuviera la necesidad de alimento o de agua. De tal manera, que debe estar deseoso de decir tales invocaciones de refugio.
Pero cuando lo que (está escrito en el qadr) se produce, entonces nadie aparte de Allah puede evitarlo.



https://www.youtube.com/watch?v=8pONKGqdOCU
Traducido del francés al castellano por Umm Amina