jueves, 11 de abril de 2013

Entrar en la mezquita en estado de impureza (actualizado)


Sheij al-Albani

La entrada en la mezquita de la mujer con la menstruación, especialmente en casos de necesidad, según el hadiz de Aisha quien dijo: "El Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasalam) me dijo: "Tráeme la estera (tapiz) que está en la mezquita. Le dije: Tengo mi menstruación. Él dijo: "Tú no eres responsable de tu menstruación. "Entonces se la traje." (Muslim y otros)

Lo que se extrae del hadiz:


At-Tirmidhi dijo: "El hadiz de Aisha es Hasan-Sahih, es la opinión del conjunto de los sabios y no conocemos un solo desacuerdo sobre el hecho de que la mujer en estado de menstruación pueda coger algo de la mezquita."

Al-Khattabi dijo en Al-Macalim: "Se puede extraer del hadiz que la mujer en estado de menstruación puede coger algo con su mano en la mezquita, y el que jura no entrar en una casa o en una mezquita no perjura haciendo penetrar su mano o sólo una parte de su cuerpo, mientras no entre totalmente."

Estas palabras demuestran que él entendió del hadiz que Aisha no entró sino su mano en la mezquita, es por ello que él hizo esta deducción referente a aquél que jura. Es una comprensión subyacente y una limitación del hadiz que nada indica. Es posible que Al-Khattabi sea de la opinión de que la mujer en estado de menstruación no puede entrar en la mezquita, debido a una prueba que posee, y por la cual él ha restringido el alcance de este hadiz. Hubiera sido correcto si la prueba hubiera sido auténtica, pero no lo es, como vamos a demostrar, así el hadiz debe conservar su generalidad.


Esto está confirmado por lo que relata Sufyan según Manbun, según su madre que dijo: "Yo estaba con Maymunah cuando Ibn 'Abbas llegó. Ella le dijo: "¡Oh hijo mío!" ¿por qué tus cabellos están despeinados de esa manera?  Él dijo: "Umm Ammar tiene su menstruación". "Ella respondió: "¡Y entonces hijo mio! ¿Qué tiene que ver la menstruación con la mano? El Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasalam) entraba en casa de una de nosotras, mientras estaba menstruando, él ponía su cabeza en su regazo y leía el Corán, y luego una de nosotras le poníamos su estera en la mezquita. ¡Oh hijo mío! ¿Qué tiene que ver la menstruación con la mano? '


An Nasa'i lo relató (1/53-68) en términos más cortos: "Ella extendía su estera en [la mezquita] mientras tenía su menstruación'


As- Shawkani dijo (1/199): "[...]Esto es una prueba para el que es de la opinión de la permisibilidad para la mujer en estado de menstruación entrar en la mezquita por necesidad [...]"


[A continuación, Sheij al-Albani narró varias versiones del hadiz, en términos muy cercanos, y comentó sobre las cadenas de transmisión. Luego recordó varios hadices débiles sobre este tema, entre ellos:


Abu Dawud (1/36) relató según Aisha: "El Profeta (sallallahu alayhi wasalam) llegó mientras que las casas de sus compañeros daban todas a la mezquita. Él dijo: "Giren [la entrada] de estas casas de la mezquita. "Nadie hizo nada con la esperanza de que el Profeta (sallallahu alayhi wasalam) les concediera el permiso. Él se acercó a ellos y les dijo: "Giren [la entrada] de estas casas de la mezquita, ya que no permito la entrada a la mezquita de cualquier mujer en estado de menstruación, y cualquier persona en estado de impureza mayor."


Ibn Majah (1/222) relató según Mamduh Ad- Dhuhali: "Umm Salamah me dijo:" El Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wasalam) se colocó en el centro de esta mezquita y dijo en voz alta: "La entrada a la mezquita no está permitida a las mujeres en estado de menstruación y a la persona en estado de impureza mayor." (En una versión, agregó: "Excepto por el Profeta, sus esposas, Ali y Fatimah hija de Muhammad".


At-Tirmidhi relató (2/300), según Abu Sa'id que el Profeta (sallallahu alayhi wa salam) dijo: "¡Oh Ali! Nadie tiene el derecho de estar en estado de impureza mayor en esta mezquita, excepto tú y yo. '


[...] Así pues, vemos que no hay ningún hadiz auténtico que prohíba a la mujer en estado de menstruación o a la persona en estado de impureza mayor la entrada a la mezquita. La base es que la entrada está permitida, y no podemos abandonar esto sino con un Texto auténtico que sirva de evidencia, sobre todo porque muchos textos apoyan esta regla de base, como cuando el Profeta (sallallahu alayhi wa salam) dijo: "Tráeme la estera que está en la mezquita." Y otros que le siguen.


Ibn Hazm dijo: "Está permitido a la mujer en estado de menstruación o loquios el casarse y entrar en la mezquita, incluso para la persona en estado de impureza mayor, porque ninguna prohibición ha sido relatada sobre este tema. Y el Profeta (sallallahu alayhi wa salam) dijo: "El creyente nunca es impuro. "Muchos pobres dormían en la mezquita en la presencia del Profeta (sallallahu alayhi wasalam), y no hay duda de que algunos de ellos se encontraban a veces en estado de impureza mayor, pero nunca les prohibió de permanecer en la mezquita."

Algunos han dicho que la persona en estado de impureza mayor y la mujer en estado de menstruación no podían entrar en la mezquita sino para cruzarla, es la opinión de As-Shafici, y dieron como prueba la Palabra de Allah:


"¡Vosotros que creéis! No os acerquéis al salat ebrios, hasta que no sepáis lo que decís; ni impuros -salvo que estéis de paso-* hasta que no os lavéis.. "[An-Nisa, v.43]

Alegaron que Zayd ibn Aslam y otros además de él dijeron: el significado de este versículo es que no deben acercarse a los lugares de oración.

Ibn Hazm dijo: "Las palabras de Zayd no son una prueba, incluso si esto le fue realmente atribuído a él, sería un error de su parte, porque no se le permite suponer que Allah (I) hubiera querido decir: "No se acerquen a los lugares de oración", pero lo hemos ocultado diciendo: "No se acerquen a la oración" Y se nos relató de Ali ibn Abi Talib, Ibn Abbas y un grupo de compañeros, que este versículo concierne a la oración. '

Malik dijo: "Él no la debe cruzar. '


Abu Hanifa y Sufyan dijo: "Él no la debe cruzar, pero si se ve obligado, debe realizar antes la ablución seca (At-tayammum).... '


Ellos apoyaron esta prohibición sobre los Ahadiz citados anteriormente, a continuación, Ibn Hazm dijo: "Y todo esto es falso." Luego él expuso los defectos en las cadenas de transmisión como nosotros hicimos, y luego citó de Al-Bukhari, un hadiz narrado por Aisha: "Una niña negra fue liberada por una tribu árabe, ella vino al Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wa salam) y abrazó el Islam. Ella vivía en un refugio en la mezquita."


Ibn Hazm dijo: "Esta mujer vivía en la mezquita del Profeta (sallallahu 'alayhi wasalam), y se sabe que las mujeres tienen la menstruación, y el Profeta (sallallahu' alayhi wa salam) no le prohibió por tanto residir en la mezquita, y todo lo que el Profeta (sallallahu alayhi wa salam) no prohibió está permitido."


Él dijo: "Si la entrada a la mezquita estaba prohibida a las mujeres en estado de menstruación, el Mensajero de Allah (sallallahu alayhi wa salam) se lo habría dicho a Aisha cuando tuvo su período [durante la peregrinación] y el Profeta (sallallahu alayhi wa salam) no le prohibió sino dar la vuelta a la Kabah. Es un error prohibirles la entrada a la mezquita, porque el Profeta (sallallahu alayhi wasalam) no prohibió la entrada sino solamente dar la vuelta a la Kabah. Esta es también la opinión de Al-Mazani, Dawud y otros."


Al-Qurtubi dijo en su Tafsir (5/206): "Un grupo de sabios han permitido a la persona en estado de impureza mayor el entrar a la mezquita, y algunos se apoyaron en que el Profeta (sallallahu 'alayhi wasalam ) dijo: "El creyente nunca es impuro." Ibn al-Mundhir dijo," y es nuestra opinión. »»


Yo digo: Otros tomaron una opinión media diciendo que él les hubo permitido entrar después de haber realizado sus abluciones [al-wudu'] Así, encontramos en Tafsir Al-MACAD de Ibn Kathir (1/502): "El Imam Ahmad opinaba que era permisible para una persona en estado de impureza mayor permanecer en la mezquita después de realizar sus abluciones, en razón de lo que él relató, y Sa'id ibn Mansur en sus Sunan diciendo que los compañeros lo hicieron. [...] Ata Ibn Yasar relató: "Vi a los Compañeros del Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) sentarse en la mezquita mientras se encontraban en estado de impureza mayor después de haber realizado sus abluciones como para la oración. "La cadena de transmisión es auténtica según las condiciones de Muslim. Y Allah sabe más. '


Yo digo: Ad Darimi relató (1/265) de Jabir: "Fuimos a la mezquita en estado de impureza mayor, y no vimos ningún mal en ello." [La cadena de transmisión no está exenta de observaciones.]


Pero, realizar sus abluciones es preferible debido a la práctica de los Compañeros. Y Allah sabe más.


En resumen: no hay ninguna evidencia para prohibir a las mujeres en estado de menstruación y a la persona en estado de impureza mayor el entrar en la mezquita. Así pues, en la base, esto está permitido, y esto ha sido demostrado con pruebas. Y es Allah quien da el éxito.


Fuente: Ahkam Al-Masajid , p.165-178
http://www.salafs.com/modules/news/article.php?storyid=10143
Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com