jueves, 4 de octubre de 2012

Si mi Señor me pregunta


Poema
de Imam Ahmad ibn Hanbal


Si mi Señor me pregunta
¿No te avergüenzas de desobedecerme?
Y de ocultar los pecados a las criaturas,
y con desobediencia vienes a Mí.
¿Cómo voy a responder?
Desgraciado de mi, ¿quién me protegerá?
Calmando mi alma de vez en cuando
con la esperanza.
Y olvido lo que viene después de la muerte,
y lo que viene después de ser amortajado.
Como garante de tener vida eterna,
y que la muerte no vendrá.
Y cuando llegue la terrible agonía de la muerte,
¿Quién me protegerá?
Yo miraré los rostros, ¿no hay nadie de vosotros que pueda rescatarme?
Se me interrogará sobre lo que preparé durante mi vida
para salvarme (el Día del Juicio).
Cómo voy a responder,
después de haber descuidado mi religión.
Desgraciado de mi,
¿No escuché que las Palabras de Allah me invitaban?
¿No escuché lo que llegó en (las Suras) Qaf y Ya-sin?
¿No escuché a propósito del Día de la Reunión,
del Día del Reencuentro y del Juicio?
¿No escuché al que llama a la muerte, invitarme, llamarme?
Oh mi Señor, un siervo llega a ti arrepentido,
así pues ¿Quién va a cubrirme?
Excepto un gran Señor Perdonador,
a la verdad Él me guiará.
Vengo a Ti arrepentido, ten misericordia de mí,
y colma mi balanza (de buenas obras)
Y aligera mi cuenta,
es de Ti de quien espero la (buena) retribución.






Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com