miércoles, 14 de noviembre de 2012

¿Cómo puede el ojo cerrarse después de haber sido advertido?





Cualquiera que haya reflexionado en las consecuencias de las cosas de este mundo toma sus precauciones al igual que el hombre consciente de la distancia de su camino se prepara para el viaje.

¡ Tu conducta es extraña, oh tu que conoces con certeza algo y luego lo olvidas, tu que, convencido del peligro de una situación, te lanzas ciegamente, tú que temes a los hombres, mientras que deberías temer a Allah!

¡ Tu alma logra imponerte aquello de lo que no está segura, y tu, no le puedes imponer aquello de lo que tienes certitud! Pero lo más extraño es tu satisfacción en permanecer desviado y despreocupado, en el placer, sobre lo que te ha sido reservado!

¡ Cegado por tu salud, olvidas la cercanía de la enfermedad, orgulloso de tu plenitud no piensas en el dolor inminente. El sitio donde los demás han caído te muestra sin duda donde vas a caer tu mismo, y la sepultura de otros te revela sin embargo antes de morir, cual será la tuya!

Pero la búsqueda de tus placeres te impide pensar acerca en la destrucción de tu ser.
Creeríamos que no conoces la historia de aquellos que han pasado y que no ves los estragos que el tiempo hace entre aquellos que se quedan.

Si no sabes, mira: He aquí sus casas. El viento les ha borrado su trayecto ante ti y he aquí la tumba.

¡ Cuantos hombres hemos visto descender a la tumba, que pronto son desacreditados!
¡ Cuantos señores, fueron destituidos y reemplazados en sus palacios por sus propios enemigos! ¡Oh tú, que cada instante te conduce a actuar como si nada hubieras comprendido, ni aprendido!
¿Cómo puede el ojo cerrarse después de haber sido advertido?



Las meditaciones de IBN AL-JAWZIY
Página 33

Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com