sábado, 22 de octubre de 2011

¿Y el amor en Allah entre nosotros...?


Entre las cualidades de los creyentes sobre el camino de los piadosos predecesores, es el amor sincero en Allah que es un medio de preservar la hermandad islámica y fortalecer la unidad de la Comunidad musulmana.

Un amor fraternal sano por el cual el siervo aspira al Señor.

Amar a tu hermano o hermana de religión sanamente es un acto meritorio, mientras que un amor ciego puede ser dramático. Por tanto, es importante definir qué es el amor verdadero y esto es lo que explica claramente Sheij Al-Uthaymin.

Lea atentamente los consejos de nuestros mayores. Ellos son sabios y perspicaces.

Un proverbio dice:

"Los buenos consejos penetran hasta el corazón del sensato; ellos no hacen más que atravesar el oído de los malvados."


Pregunta:

Que Allah le bendiga.

[El] que pregunta [con las iniciales] F. M. A. CH. dijo: "Honorable Sheij, ¿cómo el amor (mahabbah) en Allah se puede lograr [entre  musulmanes]? Deseo de usted [una respuesta] provechosa."
 
Respuesta del Noble Sheij Muhammad ibn Salih al-Uzaymin - rahimahu-llah -:


El amor en Allah tiene lugar cuando tu amas a un hombre porque es [un ferviente] adorador  [de Allah] (Abid), (a3bid), piadoso (Saleh) y no porque te sea allegado (qarib),o tenga bienes (ma3l) ni por su personalidad (Khalq) ni su apariencia (Manzar) te gusten y todo lo que puede ser similar a este [tipo de razones falsas].

Tienes que amarle solo por su religiosidad (din) y su piedad (Taqwah).

El [Verdadero] amor de Allah [empujará] a cada uno de vosotros a dirigir al otro, en la obediencia de Allah y esto ha sido ciertamente afirmado en el hadiz auténtico, de Abi Hurayrah - radiallahu anhu- que el Profeta - la paz y las bendiciones de Allah sean con él y su familia - dijo:

"Siete personas estarán en la sombra de Allah en el día en que no habrá otra sombra que la Suya:
El soberano equitativo.
 El joven hombre que apagó el fuego de su juventud en la adoración a Allah;
El hombre cuyo corazón está unido a las mezquitas (que va allí y espera la oración);
Dos hombres que, se aman en  Allah, se reunen por Allah y se separan de acuerdo a Su decreto (por la muerte);
El hombre que rechaza la invitación a la fornicación  ofrecida por una bella mujer de alta cuna, diciendo: "Yo temo a Allah";
El hombre que da limosna en secreto hasta el punto que su mano derecha ignora lo que gasta su mano izquierda;
Y el hombre, en retiro espiritual, que invoca a Allah con emoción y con lágrimas en sus ojos."
[1]
(Muslim: 1712)

La referencia aquí es su dicho [- la paz y las bendiciones de Allah sean con él-]:

"... dos hombres que, se aman en  Allah, se reunen por Allah y se separan de acuerdo a Su decreto (por la muerte);

[Tengo que] advertir especialmente a las mujeres en el hecho de que este amor por Allah se convierte en amor con Allah porque algunas personas caen en [un] amor abusivo (Gharam) hacia su hermano o hermana en Allah hasta el punto de que en su corazón, el amor de esa persona se vuelve más intenso que el amor por Allah, ya que [consiguió] que esa sóla [persona], esté siempre en su corazón [hasta el punto] que cuando ella se duerme, la tiene siempre en sus pensamientos, incluso cuando se despierta, sale y entra [hasta] que su recuerdo [supera] al de Allah - a Él el poder y la gloria - y esto constituye un politeísmo (shirk) en el amor.

[En efecto] Allah el Altísimo dijo:

"165. Hay hombres que toman en lugar de Allah a otras divinidades, y las aman igual que a Allah;..." (Corán: Al-Baqarah - La Vaca / s N º 02, v. 165)

Y en efecto, el mal (chakwâ) [que puede] resultar en este sentido [es por ejemplo] una mujer que ama a su hermana compañera (zamîlah) o a su maestra [con] un amor intenso (Chadid).

[Esta última] se apoderará de su corazón (qalb), sus pensamientos (fikr) así como su razón (aql) hasta que esto último estará todo el tiempo en su mente (ba3l) y olvidará por ella, el recuerdo de Allah.

Esto es una falta (kha taa) y [algo] peligroso (Khatar) y lo que es obligatorio para la persona afectada de esta enfermedad (da3) es tratar de encontrar una cura, mientras pueda, pero ¿cuál? Dado el estado (Manzilah) [avanzado] de la situación (Ha3l).

[De hecho], el remedio es que recuerde, en primer lugar, que el amor de Allah, el Altísimo está por encima de todas las cosas, por un lado, y por otro [deberá trabajar] renovar su corazón sobre el amor a Allah y sobre lo que  consolidará esto último en el corazón del siervo [como] la continuidad (dawâm) del recuerdo de Allah, la multiplicación (kathrah) de la lectura del Corán y las buenas obras, así como el desvío de los deseos (chahawât) y pasiones (hawa) del alma (nafs).

En segundo lugar,[deberá] distanciarse (ibti'âd) de algunas cosas que han tocado su corazón, hasta este punto [de exesivo] amor, y dedicarse a otra cosa [lícita].

Si esto no es provechoso [para el buen estado de su corazón, entonces] será [necesario que] se aleje de ella definitivamente (Niha iyyan) y de cortar los lazos (Silah) con ella hasta que este amor se desvanezca, que [su] obsesión desaparezca y se tranquilice.

[Finalmente, si funciona, que  ella le ame  con un amor normal (âdiyah).

 Y [es] a causa de estos numerosos males (chakwâ) que quería advertir porque el amor en Allah deja de crecer  hasta que está en igualdad al de Allah, ya que  esto es un tipo de (naw)  politeísmo en el amor.

[1]: La traducción del hadiz: copiado de hadith.al islam.com
Traducción: El equipo de MUKHLISÛN
Fuente de la fatwa: Original
Fatwa sacada de : " fatawa Nurun 'ala-ddarb".
Enlace al artículo: copiado mukhlisun.over-blog.com
Sheij Muhammad Ibn Salih Ibn  Outheymine 


http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-23544864.html
Traducido del francés al castellano por Um Amina