lunes, 23 de julio de 2018

Tercera regla para la purificación de tu alma: El Qur'an es la fuente de la purificación✅



Audio: https://app.box.com/s/pq4cklwl90zilvsuhz8h5q68yscon0di
Sheij Al Abderrazzaq Abbad:

La tercera regla es que el Qur'an es la fuente de la purificación de las almas, como Allah - Glorificado y Ensalzado sea - dijo (traducción aproximada del versículo): {Realmente Allah ha concedido una gracia a los creyentes al enviarles un Mensajero salido de ellos mismos que les recita Sus signos, los purifica y les enseña el Libro y la Sabiduría} Él dijo: {les recita Sus signos, los purifica} es decir que los purifica mediante los versículos, mediante la recitación de los versículos de Allah - Glorificado y Ensalzado sea - . Así pues el Qur'an es el libro de la guía: {Es cierto que esta Recitación guía a la vía más recta}.


Por lo tanto no existe ningún camino hacia la guía, hacia la purificación del alma, hacia su integridad, su rectitud y la curación de las dolencias susceptibles de causar su muerte, de sus enfermedades y defectos, si no es saciándose en este grandioso Libro. Cuanto más se sacie y reciba el siervo del Qur'an, mayor impacto tendrá en la purificación de su alma y la rectificación de su corazón. Para que el alma de un siervo sea purificada mediante el Qur'an, es absolutamente necesario concretar lo que indica el Dicho de Allah - Glorificado y Ensalzado sea - (traducción aproximada del versículo): {Aquellos a quienes les dimos el Libro y lo leen como debe ser leído} Le corresponde concretar este significado {y lo leen como debe ser leído}.

En cuanto a la simple recitación que no implica la concreción de este significado indicado en este versículo, la persona no alcanzará, a través de esta (recitación) este objetivo sublime (que es la purificación del alma). Él dijo: {Aquellos a quienes les dimos el Libro y lo leen como debe ser leído}. La gente de conocimiento ha establecido en los libros de Tafsir, según los Compañeros y los que les siguieron en el bien, que la recitación como se debe del Qur'an se realiza de tres maneras: la lectura y la memorización, la segunda sería la meditación y la comprensión de los sentidos, y la tercera sería la obra y la puesta en aplicación.

Si el hombre se esmera al leer el Qur'an, lo medita y lo pone en práctica, él formará parte de aquellos que recitan el Libro como se debe. Y debe saberse al respecto que la puesta en aplicación del Qur'an se cuenta como una recitación del Qur'an. La recitación del Qur'an no es una simple lectura sino que la implementación del Qur'an se cuenta como recitación del Qur'an porque el origen de la palabra "recitación" es el seguimiento, como (dijo Allah) el Altísimo en su Dicho: {¡Por la luna cuando lo sigue!} Así que el Hombre no puede recitar el Qur'an como se debe excepto cuando actúe de acuerdo con el Qur'an y se integre en el camino correcto guiándose por este majestuoso Libro.


Tomado de: http://cerclesciences.fr/troisieme-regle-purification-de-ame-quran-source-de-purification/
Traducido al castellano por Umm Amina
Texto en castellano: https://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com/2018/07/tercera-regla-para-la-purificacion-de.html