jueves, 26 de julio de 2018

Séptima regla para la purificación de tu alma: Recordar la muerte y el encuentro con Allah ✅






Audio: https://app.box.com/s/yr8ri00m3nq0xyiodyk4qbxkxdt49egu
Sheij Abder Razzaq Al Abbad:

La séptima regla es "recordar la muerte y el encuentro con Allah - Glorificado y Ensalzado sea -". Allah - Exaltado y Glorificado sea - dijo (traducción aproximada del versículo): {¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y que cada uno espere para el mañana lo que él mismo se haya buscado} y este versículo se ha registrado como una base en el capítulo del examen del alma. Y en el hadiz auténtico, nuestro Profeta ﷺ dijo: "Recuerden con frecuencia lo que corta los placeres", es decir la muerte.

La muerte es el límite separativo entre la vida de este mundo y la vida postrera, la muerte es el límite separativo entre la morada de las obras y la morada de la recompensa por las obras. Y la muerte no se produce sino de repente, (traducción aproximada del versículo): {nadie sabe lo que le deparará el mañana, ni en qué tierra morirá}. El ser humano no sabe cuándo va a morir: puede que él espere vivir decenas de años y es posible que muera mañana, incluso si se trata de un joven. Y cuántas veces la muerte pasa (de largo) de las personas mayores para apoderarse de los jóvenes. Esta es la razón por la cual el individuo siempre debe recordar y tener en cuenta la muerte porque tenerla en mente ayuda de manera prodigiosa a purificar el alma. Es en este sentido que Sa'id Bn Jubayr, uno de los sabios entre los tabi'in - que Allah le conceda misericordia - dijo: "Si el recuerdo de la muerte abandonara mi corazón, temo que mi corazón se corrompiera."

Sufyan Ibn 'Uyayna relató que Ibrahim At-Taymi - que Allah tenga misericordia de él - dijo: "Me imaginé en el paraíso (...)", en el sentido de que él imaginó que el día del juicio había llegado y estaría en el paraíso. "(...) comiendo de sus frutos, bebiendo de sus ríos, abrazando a sus vírgenes. Entonces, me imaginé en el infierno, comiendo de su árbol zaqqum, bebiendo de su pus, sosteniendo sus cadenas y grilletes. Me dirigí a mi alma: "Oh alma, ¿qué cosa quieres? ". Ella respondió: "Quiero volver a este mundo con el fin de cumplir obras piadosas". Le respondí: "Estás en lo que deseas, así que obra". Esta palabra es realmente grandiosa. Dile también a tu alma: "Oh alma, si muero, ¿quién rezará por mi? ¿quién ayunará por mi? ¿quién dará limosna por mi? ¿quién se arrepentirá de mis pecados y mis faltas por mi? ".

Tomado de: http://cerclesciences.fr/septieme-regle-purification-de-ame-se-souvenir-de-mort-de-rencontre-allah/
Traducido  al castellano por Umm Amina
Texto en castellano: https://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com/2018/07/septima-regla-para-la-purificacion-de.html