lunes, 21 de octubre de 2013

Impotencia sexual masculina



 Shaikh Al-Islam ibn Taymia dijo: «El contrato de matrimonio implica que se pueda disfrutar totalmente de su esposa, donde quiera y cuando quiera…excepto en lo que ha sido prohibido o cuando cause perjuicio (a la esposa). De igual modo el contrato de matrimonio implica que la mujer posea una dote equivalente a la dote de otras mujeres similares a ella, y que tenga derecho a disfrutar totalmente de su esposo,  si él está castrado o es impotente, ella puede pedir la anulación del matrimonio (faskh), como es conocido entre los salaf y los juristas reconocidos. » (Majmu’ Al-Fatawa 29/94).

 Shaikh Al-Uzaymin dijo: « La impotencia es algo que sucede, y muchos hombres pierden el deseo, en tanto que su sexo no se pone erecto, esto es la impotencia. A quién le llega a suceder esto, debe tener paciencia, Allah dijo: « Para los que hicieron juramento de privarse de sus esposas, hay un período de espera de cuatro meses. Y si se vuelve atrás (de su juramento) este será anulado, ¡porque Allah es Perdonador y Misericordioso ! Pero si ellos deciden divorciarse, Allah es quien todo lo oye y todo lo sabe. » Si pasan los cuatro meses  y no ha decidido nada, el juez anula el matrimonio. Como (algunos) pueden decir, mientras sabemos con certitud que no hay relación con su esposa, ¿esta (esposa) no tiene elección y debe permanecer con él? Lo que es justo, es que la impotencia existe, y que si esto sucede, la esposa tiene la elección (de quedarse o de irse). 

 Si alguien dice : ¿Cómo podría ella tener elección sobre algo que Allah ha predestinado para su marido, sin que él pueda elegirlo? Nosotros decimos que esto pertenece a las pruebas que afecta al hombre, si este es probado, él no debe hacer sufrir a otros. Si el hombre no mantiene a su mujer, ella puede pedir la anulación del matrimonio, entonces que decir de algo que es más importante que los bienes materiales. Muchas mujeres no están interesadas en los bienes materiales, lo que les importa es disfrutar de sus maridos, tener hijos, incluso pueden llegar a sentir que son ellas las que mantienen al marido. Así que, el dictamen auténtico es que si la impotencia sobreviene y sabemos que es incurable, la mujer puede pedir la anulación del matrimonio. Pero si es algo pasajero, no se le permite pedir la anulación del matrimonio, ya que no se desespera en que pueda volver a tener de nuevo relaciones sexuales.» 
(Sharh Al-Mumti’ 5/265).

 Se le preguntó a Sheikh Al-Albani : « Una mujer joven se casó con un hombre y descubrió que él es impotente. Ella ha esperado un año y medio, con la esperanza de que se cure, pero los doctores han dicho que (en su caso) es incurable. Entonces ella ha pedido la anulación del matrimonio, pero él ha rechazado y le ha pedido que se quede un año más. ¿Puede ella negarse (a quedarse este período) o hay algo en la Sunnah que precise este caso

Respuesta: Allahu  ‘alam, según lo que yo sé, no conozco nada en la Sunnah que precise este caso, pero ella tiene derecho a rechazar (este período de espera). »
 (Silsila al-huda wa nur 729).


Traducido del francés al castellano por Um Amina