miércoles, 24 de julio de 2013

Criticar a los sabios

 


Fatwa N°16873


( Número del tomo 2; Página 317)

Pregunta: Escuchamos y encontramos a personas que alegan pertenecer al Salafismo, y su principal preocupación es calumniar a los ulemas y acusarles de introducir bid`ah (innovación en la religión), como si sus lenguas fueron creadas sólo para esto, y dicen: ‟Somos Salafistas”. La pregunta, ¡Allah les bendiga!, es: ¿Cuál es el verdadero concepto del Salafismo, y cuál es su postura ante las sectas islámicas contemporáneas? ¡Que Allah les conceda la mejor recompensa por nosotros y por todos los musulmanes, Allah es el que oye y responde la invocación!


Respuesta: Si tal es el caso, es rechazada y condenada cualquier actitud que acusa a los ulemas y a los antepasados de esta Ummah (Nación Islámica) de introducir bid`ah, porque los Salaf (piadosos predecesores) tenían como objetivo llamar a la gente al Corán y la Sunna, y a los modales de las primeras generaciones de los musulmanes, particularmente los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- y sus seguidores, mediante la sabiduría, la buena exhortación, argumentar de la mejor manera, esforzándose en la lucha espiritual entre las virtudes y los vicios incitando a los musulmanes a seguir los principios de la religión, comprometerse a cumplir las instrucciones del Islam, como reforzar las llamadas a la reunión y la cooperación para hacer el bien, unir a los musulmanes y dirigirles al camino del bien, evitar las causas de las disputas, como las riñas, el odio y la envidia y dejar de cometer pecados hablando mal e injustamente sobre asuntos privados de los musulmanes, acusándolos con falsas sospechas, entre otras razones que provocan la separación de los musulmanes y su división en sectas y partidos, y al mismo tiempo maldiciéndose y matándose unos a otros. Allah -Altísimo sea- dice:

( Número del tomo 2; Página 318)

Y aferráos todos juntos a la cuerda de Allah y no os separéis; y recordad el favor que Allah ha tenido con vosotros cuando, habiendo sido enemigos, ha unido vuestros corazones y por Su gracia os habéis convertido en hermanos. Estabais al borde de caer en el Fuego y os salvó de ello. Así os aclara Allah Sus signos. Ojalá os guiéis(103)Para que de vosotros surja una comunidad que llame al bien, ordene lo reconocido e impida lo reprobable. Esos son los que cosecharán el éxito(104)Y no seáis como aquéllos que se dividieron y cayeron en discordia, cuando ya les habían llegado las pruebas claras. Esos tendrán un inmenso castigo También, se comprobó que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No os convirtáis, después de mi muerte, en incrédulos, matándoos unos a otros. Son muchas las aleyas y los Hadices que condenan la división; por lo tanto, proteger y mantener el honor de los musulmanes, es una de las obligaciones conocidas por los musulmanes y aprobadas por los ulemas del Islam. Por eso, está prohibido violarla y caer en el pecado de transgredirla, y es, aún mayor la prohibición de calumniar y acusar injustamente a los ulemas, que aportan gran beneficio a los musulmanes, por la alabanza de los dotados de conocimiento, mencionada en el texto de las dos benditas inspiraciones divinas. Entre ello, Allah -Todopoderoso y Excelso- los tuvo como testigos de su unicidad divina, pues dice:

( Número del tomo 2; Página 319)

Allah atestigua que no hay dios sino Él, así como los ángeles y los dotados de conocimiento, rigiendo (Su creación) con equidad. No hay dios sino Él, el Inigualable, el Sabio El hecho de desfavorecer, menospreciar y acusar injustamente a los ulemas de introducir bid`ah, es la mayor injusticia y el mayor pecado que pueda ser cometido contra éstos, y una de las causas principales que provocan discordias y luchas, impidiendo a los musulmanes recibir el conocimiento beneficioso de esos ulemas cuyo objetivo consiste en hacer llegar el bien y la orientación a los demás. Esto lleva, sin duda, a perjudicar en gran medida la difusión de la purificada shari'ah (Ley Islámica); porque ésta será perjudicada, se perjudica también a su portador. De igual manera, si los Compañeros del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- testigos de lo comunicado por el Mensajero de Allah a esta Ummah, fueron objeto de injusta sospecha, lo atestiguado igualmente sería objeto de duda. Por todo lo antes mencionado, el musulmán debe comprometerse a seguir las instrucciones, leyes y obligaciones legítimas del Islam, evitar lanzar injustas acusaciones contra los ulemas, arrepentirse ante Allah por ello y alejarse de los injustos pecados de los humanos. Si uno de esos ulemas comete un error, éste no debe llevar al rechazo ni al desprecio hacia lo que él posee de conocimientos. En este caso, hay que recurrir a uno de los dotados de conocimiento en el campo de la ciencia y de la religión, y el uno no debe dejar llevarse por los otros quienes le puedan dirigir a los peligros sin que él se de cuenta de ello.


( Número del tomo 2; Página 320)

¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!


Comité Permanente de Investigaciones Científicas y Emisión de Fatwas 
 Enlace a la web de la fatwa