miércoles, 1 de julio de 2015

Encontrar pequeños restos de sangre después de finalizar su ciclo menstrual


Sheij Ibn Uzaymin

24. Después de dos meses de matrimonio, una mujer comenzó a encontrar pequeños restos de sangre después de finalizar su ciclo menstrual. ¿Debe ella suspender su ayuno y su oración, o lo que debe hacer?

- Los problemas femeninos referentes a la menstruación y las relaciones íntimas son innumerables. Entre las causas se encuentra la píldora para prevenir el embarazo y las reglas. La gente no conocía este tipo de dificultades. Y es cierto que las dificultades siempre han existido desde la llegada del Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah sean con él),  ya que en aquel entonces ya existían las mujeres. Pero su multiplicación actual, que sumerge al hombre en la perplejidad frente a la resolución de estos problemas es realmente desolador. Sin embargo, la regla general es que cuando una mujer se vuelve pura y se asegura de su purificación - y me refiero a la observación del flujo blanco que las mujeres conocen bien - lo que pase después de esta purificación y que puede tomar la forma líquido opaco o de color amarillento, manchas o alguna humedad ya no forman parte de las reglas. Por lo tanto, esto no impedirá el cumplimiento de las oraciones, del ayuno, o de tener relaciones sexuales con el marido, ya que no se trata de las reglas. Además, Ummu Atiyah dijo: "Nosotras no considerábamos la secreción amarilla o turbia como parte de nuestra menstruación" [Narrado por Al-Bujari].
Y Abu Dawud agregó: "... después de la purificación" y su cadena de transmisión es auténtica.

 A partir de ahí, podemos afirmar que todas estas cosas que ocurren después de la purificación comprobada con certeza por la mujer, no impedirá el cumplimiento de la oración, el ayuno, o las relaciones sexuales con el marido. Sin embargo ella no debe apresurarse, hasta que esté segura de su pureza. Ya que algunas mujeres se apresuran a lavarse cuando se interrumpe el sangrado, sin molestarse en constatar la purificación definitiva. Por eso las mujeres de los Compañeros del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le enviaban a Aisha, la Madre de los Creyentes que Allah esté complacido con ella, pedazos de algodón manchados de sangre para pedirle consejo. Ella les respondía: "No os apresuréis, esperar a ver el flujo  blanco."

60 preguntas sobre la menstruación
http://www.tchalabi.com/index.php/articles-retranscription-cours/60-interrogations-sur-les-menstrues.html
Traducido del francés al castellano por Umm Amina
Fuente en castellano: http://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com/2015/07/encontrar-pequenos-rastros-de-sangre.html