miércoles, 22 de julio de 2015

¡Algunas razones que provocan el castigo de la tumba!



El Imam Al-Shams id-Din Abi Abdullah Muhammad Ibn Abu Bakr Ibn Qayyim al-Yawziyyah [691-751 H]

Dos puntos de vista son concebibles [en lo que provoca el castigo de la tumba]: "En Resumen" y "En Detalle".

1) El primero, "En resumen" es:

Las personas que serán castigadas debido a su ignorancia acerca de Allah- el Altísimo, la desobediencia a Sus mandatos y los pecados que cometieron. Ya que Allah no castiga a un alma que Lo ha conocido, Lo amaba, ha obedecido Sus mandatos y se abstuvo de Sus prohibiciones, ni siquiera el cuerpo será castigado, porque este castigo no es sino una traducción de la ira contra Su asunto. Todo pecador que hubo enfurecido a Allah - el Altísimo - en este mundo sin arrepentirse y muere así, sufrirá el castigo en el "Barzakh" [mundo intermedio entre este mundo y el más allá] que será en función de lo que él haya avanzado.

2) El segundo, "En detalle" es:

Sin duda el Profeta (sallallahu 'alaihi wa salam) nos informó acerca de estos dos hombres que sufrieron un castigo en sus tumbas, uno de los cuales era porque él divulgaba lo que decía la gente, y el otro descuidaba el hecho de ser salpicado por la orina. Así que abandonó la obligación de la purificación, y el otro fue por causa de la discordia y del odio entre la gente debido a su lengua incluso aún siendo verídico. Y, ciertamente, la calumnia, la mentira, la difamación y la murmuración [entre la gente] son ​​la causa de un gran castigo, así como el descuido en el hecho de ser salpicado con orina que es como el ejemplo del abandono de la oración; y la suciedad de la orina está entre sus obligaciones y sus condiciones, de ahí la razón de un duro castigo [por ello]. Como se relató en el hadiz de Shu'bah en el que Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) dijo: "Y aquellos que actúan de esta manera, son como los que comen la carne de la gente", y esto es la calumnia.

[...]

Y también el hadiz de Samarah [Ibn Yundub] en el "Sahih al-Bujari" que menciona a la persona que forja mentiras, cuya gravedad de estas mentiras alcanzan el horizonte, de aquel que lee el Corán en la noche sin aplicarlo por el día, de los que fornican, hombres y mujeres, del que come de los intereses (riba), como el Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) atestiguo [en el Barzakh].

[...]

Y ciertamente el Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) también nos informó de aquel que robó un cinturón del botín y que fue convertido en un cinturón de fuego en su tumba, mientras que él tenía derecho a ese botín [por ser combatiente]. ¿Qué decir entonces de aquel que defrauda injustamente?

El castigo de la tumba es el resultado de la desobediencia del corazón, del ojo, del oído, de la boca, de la lengua, del vientre, del sexo, de la mano, del pie y de todo el cuerpo. [Y también] por la calumnia, la mentira, las habladurías, el falso testimonio, el difamador del hombre casado, lo que ocurre en la discordia, el que llama a la innovación, los dichos sobre Allah y Su Profeta sin que la persona tenga conocimiento del tema, los imprudentes en sus palabras, el hecho de comer de los intereses (riba), el que devora la riqueza del huérfano, el consumidor de los bienes ilícitos que provienen de sobornos y lo que se asimila a esto.

El que come los bienes de su hermano injustamente o los bienes de su amigo, el bebedor de vino, un consumidor que engulle la agricultura prohibida, la fornicación, la homosexualidad, el ladrón, el traidor, el pérfido, el tramposo, el malicioso. Aquel que toma el interés o lo da o lo registra o lo atestigua, el que declara lícitas las cosas ilícitas, el impostor que no se aplica a las obligaciones de Allah y Sus prohibiciones, el que perjudica a los musulmanes y sigue sus vicios, el que juzga con otra ley que no sea la de Allah, el sabio que emite un dictamen basado en otra Ley que la de Allah, aquel que ayuda en los crímenes y agresiones, el que mata un alma que Allah declaró sagrada, el que no cree en las prohibiciones de Allah, el que niega las cualidades de los Nombres y Atributos de Allah y el ateo en esto [...] [1]


Notas
[1] Kitab "ar-ruh" del Imam Ibn al-Qayyim, p.211-213
http://www.manhajulhaqq.com/spip.php?article275

Traducido del francés al castellano por Umm Amina
Fuente en castellano: http://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com/2015/07/algunas-razones-que-provocan-el-castigo.html