miércoles, 28 de diciembre de 2011

La sumisión y el agrietamiento de las montañas (Actualizado)




El valor, la grandeza y la fuerza del impacto del Corán son tales que, si hubiera descendido sobre una montaña dotada de razón, al igual que los humanos, tú la habrías visto a pesar de su extrema dureza y solidez someterse y agrietarse por temor de Allah.


Como Allah dice:


"Si le hubiéramos hecho descender este Corán a una montaña, la habrías visto humillada y partida en dos, por temor de Allah."
(De la concentración, 21).


Es decir que si la montaña hubiera escuchado las advertencias, sus rocas se hubieran agrietado y se quebrantaría por el temor de Allah.

La sumisión (Khushu): es el acto de doblar la cabeza y de inclinarse.

Es decir, que la verías poner su cima a ras del suelo.

El agrietamiento: Es el hecho de partirse.

Es decir, que ella temblaría y se partiría por temor de Allah el Altísimo.

(Al-Tahrir wa al-Tanwir, 28/104)



¿Cómo es que vuestro corazón no se somete, ni se rompe por temor de Allah, mientras que vosotros habéis comprendido el mandato de Allah y habéis reflexionado sobre Su Libro?

(Tafsir Ibn Kathir, 4/343-344)



La intención, produciendo una señal, es hacer resaltar la grandeza del Noble Corán; de incitar a la meditación de sus sublimes exhortaciones, porque nadie tiene excusa en este asunto para no cumplir la ley de Allah el Altísimo exaltando Su Libro y amonestando a aquel que no respeta el Sublime Corán.



La gradeza del Noble Corán - Mahmud ibn Ahmad ibn Salih al-Dowsary - Página 35-36

Edición: daroussalam

Transcripción: Oumomeya

copiado de la-ilaha-illallah.over-blog.com


Sheikh Mahmud ibn Ahmad ibn Salih Al-Dowsary

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-la-soumission-et-la-fissuration-des-montagnes-91625225.html
Traducido del francés al castellano or Um Amina para el foro www.islamentrehermanas.com