miércoles, 28 de diciembre de 2011

Agua de mar



 El Profeta( salla lahu alaihi wa salam) había dicho sobre el mar:

"Su agua es purificante y sus animales muertos son lícitos"


Allah Alabado sea hizo el agua salada, salobre y fuertemente amarga para el beneficio de los seres vivos: los humanos y los animales.


El agua del mar está estancada y contiene una infinidad de animales que perecen sin ser enterrados.


Si el agua del mar fuera dulce apestaría a causa de su fauna marina viva o muerta, el aire que rodea al mundo habría adquirido este hedor fétido y el mundo se habría deteriorado.



Allah azzawajel hizo por Su sabiduría, del agua de mar una solución salina: si todas las carroñas y todo el moho del mundo son añadidos en él, no lo alterarían ni le afectarían en nada desde su creación hasta que Allah haga perecer a este mundo.


Esta es la causa final de su salinidad.

El agente colaborador es el hecho de que su suelo es salino.

Lavarse con agua del mar alivia muchos males que surgen en la superficie de la piel mientras que su absorción y su uso  exterior es perjudicial porque ella provoca la diarrea, la emaciación y provoca comezón, sarna, flatulencia y sed.

Quien se ve obligado a tomarla tendrá que proceder a los métodos que permiten reposar su nocividad: poner el agua de mar en un recipiente en el que se depositarán  cañas cubiertas de lana . El recipiente se colocará en el fuego hasta que el vapor de agua alcanze la lana. Si el vapor es intenso, se escurre la lana hasta que se obtiene el agua en cantidad suficiente.

La lana adquiere un vapor puro y no quedará en el recipiente sino el agua amarga.


Otra medida preventiva consiste en perforar en la playa un gran hoyo en el que se filtrará el agua salada.Otro hoyo será excavado cerca del primero que a su vez  permitirá que el agua del mar se infiltre.Un tercer hoyo se creará hasta que el agua salada se vuelva dulce.



Si la necesidad incita al individuo a beber agua turbia, deberá arrojar huesos de albaricoque o un trozo de madera de teca o una braza de carbón que estará apagada o de arcilla de armenia o harina fina de trigo y su lodo se depositará en el fondo.

 
Fuente: Libro de Medicina Profética por Ibn Qayyim al Jawziyya página 378

copiado de alhouda.forumactif.com

Shaykh Muhammad ibn Abi Bakr Ibn Qayyim al-jawziya
 


http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-l-eau-de-mer-73797867.html
Taraducido del francés al castellano por Um Amina