domingo, 30 de junio de 2013

El Dhikr es para el corazón lo que el agua es para el pez




Ibn al-Qayyim al-Yawziyyah (rahimahullaah)

BismiLLehi ar-Rahmani ar-Rahim

Ibn al-Qayyim dijo que escuchó a Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (rahimahullah), decir: "El Dhikr es para el corazón lo que el agua es para el pez. ¿Cómo se siente el pez cuando deja el agua? " De hecho, un adorador que se priva del Dhikr es como un cuerpo privado de alimento. Ibn al-Qayyim dijo que una vez asistió a la oración de la mañana con Sheik al-Islam Ibn Taymiyah, al final de la oración, se sentó y comenzó a invocar el nombre de Allah hasta  aproximadamente la mitad del día,  luego se volvió hacia mí y me dijo: "Este es mi almuerzo. Si yo no lo tomo, pierdo mi fuerza rápidamente. "Una vez me dijo:" Solo interrumpo el Dhikr  para descansar y relajarme. Y con esto me preparo para otro recuerdo (Dhikr). "
Todo puede verse afectado por una corrosión particular y la corrosión que invade el corazón es el desinterés y la pasión, pero recupera su luminosidad con el recuerdo (Dhikr), el arrepentimiento y la búsqueda del perdón. [1]

Cuando el siervo conoce a Allah, por la invocación de sus Nombres en momentos de calma, Allah le reconocerá en momentos de angustia. Hay un hadiz que dice que cuando el siervo es asiduo al Dhikr (recuerdo) de Allah y cae en una situación difícil o pide algo a Allah, los ángeles dicen: «¡Señor! ¡ Esa voz nos es familiar. Procede de un siervo conocido! ". Pero cuando el que da la espalda a Allah y se distrae de Su recuerdo Le invoca y Le pide algo, los ángeles dicen: «¡Señor! ¡ Esta voz es extraña para nosotros. Ella viene de un siervo desconocido! ". [2]


Notas

[1] Al-Wabil as Sayb min-al-Kalam it-Tayb de Ibn al-Qayyim, p.95-96

[2] Al-Wabil as- Sayb min-al-Kalam itTayb de Ibn al-Qayyim, p.96-97




http://manhajulhaqq.com/spip.php?article662
Traducido del francés al  castellano por Um Amina