viernes, 8 de febrero de 2013

Agresiones contra el Mensajero de Allah

bismillahsalam




Uqba ibn Abi Mu'ait incrementó los tormentos y la perversidad hacia el profeta, según lo narrado por al-Bujari, en palabras de Abdillah ibn Mas'ud que dijo:

"Un día, cuando el Profeta sws rezaba en el templo sagrado, Abu Lahab y su grupo estaban sentados cerca. De repente, alguien en este grupo, dijo a sus compañeros: "¿Quién de vosotros va a buscar restos de los camellos sacrificados en tal parcela, para que alguien de nosotros lo eche en la espalda de Muhammad cuando se postre? " Enviaron a la peor de las personas que se conoce, Uqba ibn Abi Muait. Este se los trajo y esperó hasta que el Profeta se hubo postrado para arrojarlo en sus espaldas, ante mis ojos. Yo no tenía ningún poder que me permitiera oponerme. A continuación, se echaron a reir, inclinándose uno sobre otro bajo la influencia de la alegría y exuberancia.
El Mensajero de Allah permaneció postrado hasta la llegada de Fátima (su hija) que eliminó la suciedad de su espalda. El Profeta sws levantó la cabeza y dijo:

"Señor, presérvame de los Quraish"
tres veces.

Esta invocación fue penosa para los politeístas que sabían que toda invocación hecha en este lugar era respondida. El Profeta sws luego citó los Nombres diciendo :

"Señor presérvame de Abi Yahl, de Otbah ibn Rabía, de Shayba ibn Rabíaa, de Al-Walid ibn Otba, de Omeya ibn Khlaf, de Uqba ibn Abi Muait" y el séptimo se me olvidó el nombre.

Juro por Aquel que tiene mi alma que vi a las personas mencionadas arrastrarse, muribundas al pozo de Badr. "La séptima en cuenstión era Omara ibn al-Walid".




http://www.sourceislam.com/la-science-en-images.html?func=detail&catid=2&id=9
Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com