viernes, 20 de septiembre de 2013

Poema sobre el Tawhid








En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso.



Nuestra fe es palabra y acción,

con la obediencia,  se incrementa.
Disminuye con la rebelión,
y cuando el corazón se arrepiente, aumenta.


Decimos que Allah esta sobre el cielo,

esto en la creencia se conoce,
interrogarse es innovar,
ya que el "cómo" se desconoce.


A todos los Profetas aceptamos, 

 y todos los libros revelados.
Pero la crucifixión del Mesías negamos, 
él hacia el cielo fue elevado.


Nuestra fe es creer en los ángeles

que nuestros ojos nunca han visto.
Declarando verídicos los mensajes
que cada Enviado ha recibido.


Ya sea dulce o amargo, creemos,

en el destino, firme nos mantenemos.
Con nuestros ojos de creyentes vemos
y del futuro nada conocemos.


Nuestra fe, nuestro amor por un hombre,

cuyo recuerdo llama a la alabanza.
Sobre él, todas las salutaciones,
de los Ángeles la paz y las bendiciones.


Aquel cuyos compañeros son nuestros jefes,

 los pioneros musulmanes valerosos,
que lucharon decididos victoriosos,
para que el mundo a Allah se sometiese.


Nuestras madres son las esposas del Profeta,

 les sirvieron de dulce consuelo.
Y cualquiera les acuse con agravío,
que espere los tormentos del infierno.



Las prácticas, las tendencias

y las creencias ocultas rechazamos.
Sobre bases sólidas y auténticas
 nuestra adoración fundamos.



A los piadosos predecesores seguimos

ya que es la salvación su camino,
porque es así como les siguieron
los adeptos del Mensajero Elegido.


Nuestra creencia nos ha hecho libres,

 los sabios  por su fe reconocidos
pusieron el conocimiento en los libros,
no los ignorantes que dan ladridos.


Por los textos, estamos advertidos:

de la gran tiranía de los sultanes.
 Nosotros mismos, nos pervertimos
Pero sin  paciencia no venceremos los males.


Luego hicimos lazos de amistad,

Y tratamos de imitar,
a los que antes de nosotros, mancillaron la fe.
Y tomamos su camino sin pensar.


 Deseamos ver reinar Al Quran,

leer, aprender, practicar, enseñar.
Si supieras el bien que contiene,
¡y cuántos corazones puede reconfortar!


De ningún precepto tenemos vergüenza

todos los versículos se aceptan
y el que deteste una sola letra,
responderá en el Día de la Cuenta.


Somos los que sueñan con el más allá

ya que este mundo tiene aires de prisión.
Nuestros hechos y acciones son para Allah,
Vuestro mundo es una sombría ilusión.





Traducido del francés al castellano por Um Amina