sábado, 28 de septiembre de 2013

La innovación que consiste en examinar a la gente sobre determinadas personalidades



Shaykh Abdul Muhsin Al- Abbad amonestación extraída de: "Incitar a seguir la Sunnah, la advertencia contra la innovación y demostrar su gravedad"


"Entre las innovaciones reprobables, que tienen lugar en nuestros días, está el examinar a algunas personas de la Sunnah en relación a determinadas personalidades. El motivo de este examen es: Ya sea la aversión hacia la persona sobre la cual se examina, o  al contrario, la veneración que se siente por otro. Si el resultado del examen responde a las expectativas del examinador, el examinado será acogido con los brazos abiertos, y tendrá derecho a  elogios y cumplidos. De lo contrario, no tendrá derecho sino a la crítica mordaz, el "Tabdi", el exilio y la advertencia contra él.


A continuación relato unos textos donde Sheikh al -Islam Ibn Taymiyah señala la innovación que consiste en examinar a las personas en relación a personalidades con  las cuales existe animosidad o veneración.

Él dice en "Majmu'u al Fatawaa" cuando habla de Yazid Ibn Mu'awiyah:
"La verdad es la posición de los Imanes que deciden que no conviene dedicarle un amor particular, ni maldecirle. A pesar de que, él fuera desobediente (fassiq) o injusto, Allah perdona al desobediente y al injusto, sobre todo si tiene una gran cantidad de buenas obras. Al Bujari narró en su colección auténtica de Ibn Umar que el Profeta (sallala'alaihi wa salam) dijo:
"El primer ejército que atacará Constantinopla será perdonado" y el primer ejército  que asedió Constantinopla estaba bajo el mando de Yazid Ibu Mu'awiyah, y se encontraba en sus filas Abu Ayyub al- Ansari...
Por tanto, conviene ser moderados al respecto y dejar de hablar de Yazid y examinar a los musulmanes en relación a él, porque esto es una innovación contraria a los preceptos de Ahlu as Sunnah wa al Yamaa'ah" (vol. 3 p. 413-414)

También dijo: "Así como dividir a la comunidad y examinar en relación a lo que ni Allah ni Su Mensajero han ordenado" (vol. 3 p 415).

Y dijo también: " No corresponde a nadie erigir un individuo para la comunidad  sobre el cual se invita a su vía, contra quien se quiere o se detesta, a excepción del Profeta (sallala'alaihi wa salam). Del mismo modo no se blandirá una palabra contra  quien se quiere o se detesta, sino es únicamente la palabra de Allah, de Su Mensajero y de lo que gira en torno a lo que se reúne la comunidad. Esta es una característica de la gente de la innovación que erigen a un personaje o un eslogan con los cuales dividen a la comunidad, ellos entablan amistad, o al contrario, conciben la enemistad en relación a tal slogan o a tal afiliación" (vol. 20 p . 164)

Él dijo aún más: "Si el enseñante o profesor ordena aislar a una persona o despreciarla, "cesarla" o distanciarla, tendremos en cuenta esto:
- Si el concernido ha cometido un pecado reconocido como tal por la legislación (dhamban shar'ian) este será castigado en proporción al error sin ir más allá.
- Si no ha cometido pecado reconocido como tal por la ley, no está permitido castigarle sólo porque esta sea la voluntad del profesor u de otro. Los enseñantes no tienen derecho a declarar a la gente partisanos o propagar la enemistad y la aversión entre ellos, sino que deben ser como hermanos que se ayudan en el bien y en la realización de buenas obras, como dijo Allah  (سبحانه): "Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión." (S 5 V: 2) (vol. 28, p 15-16.)

Si estuviera permitido examinar a la gente por las personalidades de nuestra época para saber quién es de Ahlu Sunnah o no, sería más lógico examinar a la gente en relación a aquel quién es más digno para esto, que es Sheij al- Islam, el Muftí del mundo entero, el Imam de Ahlu Sunnah de nuestra época, Sheykh  Abdul  Aziz Ibn Abdullah Ibn Baz fallecido el 27 de Muharram del año 1420 de la Hégira, que Allah tenga misericordia de él y le recompense. Él fue conocido por todos por el grado de su conocimiento, su inmensa contribución, su sinceridad, su bondad, su afecto, su preocupación por que las personas estuvieran bien guiadas y corregidas. Nosotros lo consideramos como tal y Allah lo conoce mejor que nosotros.

Tenía una metodología única en la predicación y la enseñanza, en la acción de ordenar lo conveniente y prohibir lo reprobable. Se distinguía por la afabilidad y la bondad en sus consejos y numerosas refutaciones. Su manera de hacer era corregir a Ahlu Sunnah y no rechazarles, de enderezarles y no oponerse a ellos, de elevarles y no envenenarles, una manera de hacer, que unía y no dividía, unificaba y no desgarraba, corregía y no destruía, facilitaba y no lo hacía difícil.
Cuantos de aquellos que se ocupan del conocimiento y sus estudiantes tienen la necesidad de tomar este camino correcto y esta vía grandiosa, por el bien que aporta y el mal que rechaza para los musulmanes.

Es deber de los seguidores y los que lideran, que han tomado parte en este tipo de examen, abandonar esta práctica, que ha dividido a Ahlu Sunnah y es la causa de la enemistad entre ellos.

Para ello hace falta que los seguidores abandonen este examen y todo lo que conlleva como ostracismo (exilio), aversión y ruptura, en su lugar deben ser hermanos afectuosos, que cooperan en el bien y que realizan buenas obras.
También hace falta que los líderes se desvinculen de esta práctica en la cual han sido seguidos, que muestren claramente su desaprobación al  respecto y con quiénes se entregan a ello. Será sólo así, cómo los adeptos estarán al amparo de esta calamidad y los líderes no deberían soportar más las consecuencias de haber estado detrás de este examen y de los perjuicios que conlleva y que recaen sobre ellos.

 Sheikh Abdel Muhssin Al Abbad


http://almanhaj.over-blog.com/pages/Chaykh_Abd_Elmohssin_El_Abad-1292429.html
Traducido del francés al castellano por Um Amina