sábado, 8 de septiembre de 2012

Clases de religión para mujeres, impartidas por un hombre.



VER VIDEO


Mantened los pies sobre la tierra

Sheij  Al Albani rahimahullah

Interrogador: ¿ El ciego puede enseñar a las mujeres?
Sheij: Si él está preservado del error ( ma sum), esto está permitido.
Si él está preservado del error ( ma sum), esto está permitido. ¿ Está él preservado del error?
No, entonces esto no está permitido. Pero si él es piadoso, casado y viejo como yo,y no puede tentar a estas jóvenes mujeres, entonces esto está permitido. Ya que la situación es peligrosa y: " Aquel que hace pastar  su rebaño cerca de un redil reservado, él hará pastar su rebaño rápidamente."

Interrogador: Sheij, se dice que usted autorizó al hombre a enseñar a las mujeres a condición que fuera casado y piadoso, y que hubiera una cortina entre ellos.
Quisiéramos pruebas del Corán y de la Sunna sobre esto, ¿ alguno de nuestros predecesores piadosos lo hizo?
  
Sheij: Nuestro predecesor es el Profeta ( la paz y las bendiciones sean con él) que acordó un día específico a las mujeres con el fin de enseñarles su religión, y no tenemos otra prueba más que esta. Es por ello, que nosotros hemos dado como condición que este profesor esté casado, sea religioso, piadoso, y también, no sé si esto ha sido precisado en la pregunta, que no sea joven, incluso si está casado. Este debe ser un hombre anciano( shaikh), y el objetivo está claro: preservar a este profesor de ser tentado pero también a las que asisten a las clases. Y no tenemos otra prueba más que esta.

Interrogador:
Todas las semanas, damos clases de religión a aquellos que quieren asistir, y vienen un cierto número de personas. La mayor parte del tiempo, hay chicas jóvenes, hijas de los musulmanes. Un hermano, Shihab Ad -Din, me lee en árabe y yo traduzco. Esto ocurre de esta manera: Ellas se sientan delante de nosotros y les enseñamos. ¿ Está esto permitido y es obligatorio que haya una separación?
Sheij: Comprendo en lo que me acabas de decir que ellas llevan el rostro descubierto.
Interrogador: Sí, ellas llevan el velo pero no cubren sus rostros.
Sheij: Se me ha hecho a menudo esta pregunta y yo respondo que no se permite a un joven enseñar a mujeres sin que haya entre él y ellas, una cortina. Esto no se permite excepto en un caso, si ( estos hombres y mujeres) están preservados del error, pero esto no se repetirá más después del Profeta ( la paz y las bendiciones sean con él). A partir de aquí, en lo que vivimos, esto no se permite sino a un profesor mayor ( anciano), conocido entre la gente por su rectitud y su piedad, para que sea evidente a la gente de una parte que este hombre no puede ser tentado ( por estas mujeres), por otra parte que alguna de las mujeres presentes no sea tentada por este hombre visto su avanzada edad, dado que ya no espera nada más de este mundo. Si estas condiciones son respetadas, esto está permitido ( enseñar sin separación). Si nó el profesor para preservarse, debe ponerse detrás de una separación no importa de que tipo( cortina, pared....) sobre todo porque hoy en día es fácil hacer llegar la voz gracias a los micrófonos, que se ponga entonces en una habitación, y ellas en otra. Esto es lo que se debe hacer, si el profesor es joven. Entre las cosas buenas de la enseñanza en Arabia Saudí, como se nos ha informado, es que el profesor no muestra la cara a los estudiantes, sino que su imagen se transmite por una pantalla de televisión, para que sea visto, pero él no pueda ver. A pesar de todo, hay una razón y una lección en las condiciones que di anteriormente: que el profesor sea mayor y que no se tema que él sea tentado por una de las mujeres, y que ninguna de ellas sea tentada por él. Me hubiera podido bastar la primera parte( que no se temiera ser tentado) pero la segunda es también importante ( que ninguna de ellas sea tentada por él). Y esto lo hemos tomado de la historia siguiente: Se nos ha contado que un profesor daba conferencias por medio de una televisión, él no les veía, pero ellas si le veían. Y una de ellas se enamoró de él ( al-ishq es un amor prohibido, a menudo acompañado de actos prohibidos). Y esta mujer se contaba entre las princesas, y vosotros sabéis que ellas tienen posibilidades de actuar mayores que la mayoría de la gente, y estuvo a punto de crear problemas entre el profesor y su esposa para quedarse con él. Pero Allah protegió a este profesor, que se fue y regresó a su país. El profesor pudo ser protegido ( mahfudh) pero no preservado( ma sum), pero queda el problema del estudiante, él no puede verla pero ella puede verle. Así que para evitar cualquier problema entre ambos sexos, el profesor debe ponerse detrás de una separación.



http://www.dailymotion.com/video/xja0ll_shaykh-al-albany-gardons-les-pieds-sur-terre_webcam
Traducido por Um Amina