domingo, 4 de septiembre de 2011

La muerte

No te dejes inducir por tu juventud

No te dejes engañar por tu salud

No te deje engañar por tu vitalidad

Los días se invierten fácilmente

Y no pienses que la muerte

afecta unicamente  a los ancianos y a los enfermos

La muerte afecta también  a jóvenes sanos

La muerte, mis queridos hermanos y hermanas, no conoce de edad

El ángel de la muerte no conoce ni la edad , ni la clase social  , ni la  raza,

si ahora tu hora llega,

poco importa quién eres , te vendrá a buscar.

Allahoumma inna aoudhou bika
min adhab el gehenna
wa min adhab el qabr
wa fitnati lyahya wal mamat
wal mashiri el masih el dajjal