domingo, 28 de agosto de 2011

Los libros divinos



La creencia en los libros. Dios, elevado sea, ha hecho descender a sus profetas y mensajeros, libros en los cuales hay guía para la humanidad así como el bien y la prosperidad. Muchos de estos libros fueron cambiados o perdidos, algunos fueron mencionados en el Corán:



1. La Tora, que Dios descendiera a Moisés (la paz sea con el) y que es el principal libro revelado al pueblo de Israel.



2. El Evangelio revelado a Jesús (la paz sea con el).



3. Los Salmos (Azzabur) que le fuera revelado a David (la paz sea con el).



4. Los pergaminos (Assuhuf) de Abraham (la paz sea con el).



5. El Sagrado Corán, que Dios descendió a Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con el) el último de Sus profetas y el sello de sus mensajeros. Con la revelación del Corán quedaron abrogadas todos los libros anteriores y Dios mismo se ha encargado de su preservación, pues este se mantendrá como una prueba irrefutable contra quien no crea hasta el Día del Juicio Final.




Escrituras previas cambiadas.

Las escrituras previas fueron válidas para un periodo limitado. Si uso terminó con la revelación del Corán, el cual las abrogó y expuso sus distorsiones y cambios. Esto es el porqué no estuvieron protegidas de la corrupción. Ellas se sometieron a la distorsión, adición y omisión: “Algunos judíos pervirtieron las palabras de sus significados” (4:46); “Así afligen a aquellos quienes escribieron el Libro con sus manos, y luego dicen: “Esto es de Alláh”; para que ellos puedan venderlo por un precio bajo. Así que los afligen por lo que sus manos han escrito, y los afligen por sus ganancias” (2:79); “Di: ¿quién envió el Libro que Moisés trajo como una luz y una guía hacia la gente? Ustedes lo pusieron en hojas de papel mostrando algunas de ellas y escondiendo muchas” (6:91); “Y hay un grupo de entre aquellos quienes tuercen sus lenguas con el Libro, para que ustedes piensen que es una parte del Libro, pero no es una parte del Libro. Y ellos dicen “Es de Alláh”, aunque no es de Alláh y ellos dicen una mentira contra Alláh y lo saben. No es para ningún ser humano a quien Alláh ha dado el Libro, la Sabiduría y la Profecía el decir a los hombres “Adórenme a mí en vez de adorar a Alláh” ” (3:79); “Gente del Libro. Nuestro Mensajero ha venido a ustedes, haciendo claras para ustedes muchas cosas que ustedes han estado disimulando del Libro y perdonándolos mucho. Una luz ha venido para ustedes de Alláh y un glorioso Libro, con el cual El guiará a quienquiera que siga su complacencia en el camino de la paz y los traiga de la oscuridad a la luz por Su voluntad” (5:15-16).