domingo, 24 de julio de 2011

Las dudas en la fe


Shaykh Muhammad ibn Sâlih Al-'Uthaymîn

Cuestión: un joven hombre cometía muchos pecados, luego se
arrepintió y se aferro a la religión y llamaba a la gente a la
religión de Allah. Pero los demonios le susurran que Allah no
existe, que el Mensajero de Allah (salallahu ' alayhi wasalam) no es
verídico, que los Compañeros son sólo leyendas. ¿ Será castigado por
estos pensamientos?

Respuesta: estos susurros, que Allah te haga misericordia,
provienen del Diablo. Los insufla en el corazón de los creyentes tal
como les sucedio a los Compañeros cuando fueron para quejarse al
Profeta (salallahu ' alayhi wasalam) diciendo: " a veces
experimentamos cosas hacia las cuales antes preferiríamos caer desde
lo alto de los cielos, o ser quemados en el estado de carbón más
bien que pronunciarlas. " El Profeta (salallahu ' alayhi wasalam)
dijo: " esto es la fe clara ", es decir la fe pura (sincera), es un
signo de una fe sincera. ¿ Por qué? Porque cuando el Diablo ve que
el hombre se dirige hacia la verdad, quiere desviarle por todos los
medios, y si ya fue extraviado, esto bastaría para él y no le
vendría mas, no le insuflaría ninguna duda, porque su corazón
estaria ya lleno de tinieblas.
Para desembarazarse de estas dudas, hay que aplicar la palabra del
Profeta (salallaahu 'alayhi wa sallam): " si uno de vosotros siente
esto, que busque protección cerca de Allah y que deje de pensar en
eso. " Buscad protección cerca de Allah diciendo: A'ûdhu billah min
As-Shaytân Ar-Rajîm. Y deja de pensar en eso quitando esta reflexión
de su espíritu y no volviendo jamás.


Cuestión: ¿ por qué estas dudas estan tan extendidas entre las
mujeres?

Respuesta: generalmente, a causa de su debilidad y a causa de su
amor por la obediencia y el bien. Es el amor del bien y la voluntad
de cumplir perfectamente las adoraciones, asociados con una
debilidad en la defensa lo que hace que ellas esten más sujetas a
estas dudas. Pero esto también alcanza a muchos de los chicos
jóvenes aferrados en su religión. La causa es la misma: la fuerza
del amor por el bien y la debilidad de la defensa. Se ha relatado de
Ibn 'Abbâs que los judíos decían: « Nosotros no estamos alcanzados
por los cuchicheos del Diablo en la oración, nuestros corazones
estan concentrados. " Respondió: " Han dicho la verdad, pues que
haría el Diablo con un corazón en ruina. " Es decir que los
corazones de los judíos están en ruina y que sus adoraciones son
vanas, es por esto que el Diablo no los tienta porque no quiere ya
más de ellos. Pero el Diablo viene hacia la ciudadela guardada y
llena (de fe), con el fin de destruirla y reducírla al estado de
ruinas, trata de insuflar la duda en el corazón del creyente
sincero, en el corazón del que se vuelve hacia Allah con el fin de
obstruirle el camino.
Así, que aquel que este sujeto a estas dudas se regocije, porque es
puesto a prueba sólo debido a la fuerza de su fe, y el Diablo sólo
quiere debilitar esta fuerza. Es por eso que el creyente debe
utilizar el remedio descrito por el Profeta (salallahu ' alayhi
wasalam), si no el Diablo le destruirá totalmente.



Cuestión: ¿ podría describir la manera en la que se manifiestan
estas dudas?

Respuesta: esto se manifiesta ante todo por dudas en la certeza que
pueden conducir a veces a la apostasía y al rechazo, ante la
intensidad de estas dudas, puede llegar a renegar, a mentir y a
decir: ¿ que es este mal? Otros todavía, como el ignorante que dijo
a otro de abandonar la oración, y de dejar las abluciones, con el
fin de reencontrar la certeza, y esto es muy grave. Esto se
manifiesta también en el divorcio, estas dudas del Diablo provocan
angustias y el hombre se dice: " si me divorcio estaría en paz ", lo
que es un error, esto no es correcto. También, en las abluciones,
cuando el hombre duda que hubiera tenido una ventosidad o no, y
dice: " voy a hacerla (la ablucion nuevamente), así estare seguro "
Lo que es un error. El Profeta (salallahu ' alayhi wasalam) ordenó
al que dudaba respecto a este asunto de no abandonar la oración
mientras no había oído o sentido algo, y no dijo que el que dudaba
debía hacerla(ablucion) con el fin de estar seguro. Las
manifestaciones de estas dudas son muy numerosas, son fuente de
angustia, de cansancio, pueden conducir al divorcio, aunque la
opinión más auténtica sobre esta cuestión es que el que padece de
estas insuflaciones diabólicas a punto que llegue a divorciarse, su
divorcio no es válido, porque el Profeta (salallahu ' alayhi
wasalam) dijo:« " No existe divorcio cuando no se sabe lo que se
dice ", lo mismo para el que esta hechizado, su divorcio no es
válido porque no sabe lo que dice, lo mismo para el que está muy
furioso, el que no sabe más lo que dice y no se domina , su divorcio
no es válido.



Cuestión: ¿ el hombre es juzgado por las dudas que puede sentir a
veces insufladas por el Diablo ?

Respuesta: el hombre no es juzgado por las dudas que puede
experimentar en él, porque vienen del Diablo. Y el Profeta
(salallahu 'alayhi wasalam) nos informó que esto era una prueba de
fe clara. Cuando esto llega, debe buscar protección cerca de Allah
contra el Diablo y no restrasarse, y no debe buscar más lejos porque
esto puede causarle daño. El hombre debe ser fuerte, firme en su fe
y no ser quebrantado por estas dudas. Y Allah es más sabio.



Cuestión: no hice nada que ponga a Allah enfurecido, preservo los
derechos de Allah, rezo, ayuno, pero lo que me hace sufrir es que
desde que llegué a Makkah, el Diablo está conmigo a cada momento,
hasta en mi oración. Me dice que estoy entre la gente del Infierno,
que todo lo que hago no sirve para nada, me embrolla en mi
recitación en la oración, y cuando abro el Qur'an y leo un versículo
que evoca el castigo, tengo la impresión de que yo soy quien es
castigada. Señáleme cuál es la vía auténtica (para salir de esto),
que Allah le recompensa por el bien.

Respuesta: Allah dice: " el Diablo es para vosotros un enemigo.
Tomadle pues por enemigo. Sólo llama a sus partidarios con el fin de
que sean gente del Fuego " (Fâtir, v.6.) el Diablo le insufló sus
dudas a Adam y su esposa Eva y les hizo salir del paraíso, y no deja
de insuflarles sus dudas a los hijos de Adam con el fin de hacerles
salir de la luz hacia las tinieblas, de desviarles del camino recto
hacia el camino de la perdicion. El remedio a las dudas que sientes
es que busques protección cerca de Allah contra el Diablo y que
jamás prestes atención a eso, si haces esto, Allah quitará el mal
del que sufres. Numerosa es la gente a la que sucede esto, en razon
a la fuerza de su fe, el Diablo multiplica sus esfuerzos con el fin
de debilitar y deshacer esta fe. Y si la fe es débil, el Diablo no
presta a eso atención, porque este hombre ya está perdido. Es por
esto que se ha transmitido de Ibn 'Abbâs que los judíos decían: "
nosotros no somos alcanzados por los cuchicheos del Diablo en la
oración ", es decir que no eran desconcentrados (por shaytan).
Respondió: " dijeron la verdad, que haría el Diablo con un corazón
en ruina. " Es decir que los corazones de los judíos están en ruina
y que el Diablo solo presta atención a los corazones que estan
llenos de la luz de Allah, de la ciencia auténtica, con el fin de
apagar esta luz. Lo que tu sientes es sólo la fuerza de la fe, y el
Diablo quiere destruirla en ti. Le pedimos a Allah que te preserve,
que tengas paciencia, apartate de estas dudas y busca protección
cerca de Allah contra el Diablo.

Fuente: Q/R extracto de Remedios contra las dudas insufladas por el
Diablo.


Traducido al frances por Salafis del Este

Source : Liqâ'ât Al-Bâb Al-Maftûh (1/500).

http://www.salafishispanos.com/viewtopic.php?f=5&t=308